Quantcast

Un deslizamiento del terreno pudo causar el derrumbe de un colegio en Haití

Santo Domingo, 7 nov (EFE).- Un deslizamiento del terreno pudo ser la causa del derrumbe del colegio 'La promesa evangélica', de Puerto Príncipe (Haití), donde hoy murieron al menos una decena de personas, según la hipótesis que manejan técnicos que trabajan en la zona.

El cónsul de España en Haití, Juan Pedro Pérez Gómez, explicó a Efe en conversación telefónica que al parecer el centro escolar estaba ubicado en una zona de pendiente erosionada, algo que estimó "frecuente" en Haití y que en este caso pudo provocar el deslizamiento de tierra.

Pérez Gomez señaló que por las informaciones recabadas en la zona a través de los testimonios de madres de alumnos, medios de comunicación y personal de la Cruz Roja, la situación podría calificarse de "dantesca", ya que "hay muchos niños atrapados entre los escombros y las tareas de rescate son tremendamente difíciles".

El Gobierno pidió el envío de excavadoras y otros equipos de ayuda para trabajar en el rescate de las víctimas del siniestro, entre quienes se cuentan alumnos y profesores, según Pérez Gómez, quien subrayó las dificultades para ello por la "falta de capacidad" existente.

Las autoridades no han ofrecido un balance de víctimas del colapso del colegio, situado en Petion Ville (periferia este de la capital haitiana), pero fuentes médicas confirmaron que decenas de niños fueron llevados a varios hospitales.

El suceso ocurrió sobre las 10.00 hora local (14.00 GMT), cuando numerosos alumnos se encontraban en las aulas y otros en el patio de recreo, de acuerdo con medios locales, que indicaron que el centro acoge a unos 700 estudiantes en clases de maternal, enseñanza primaria y secundaria.

El lugar quedó cubierto de escombros al desplomarse las tres plantas del edificio, mientras la incertidumbre y la confusión sobre los hechos crearon una "situación caótica" en el lugar, según relataron testigos en la zona.

Varios heridos fueron llevados al hospital público La Paz, en Delmas (sector norte), y a centros hospitalarios de Médicos Sin Fronteras.

En la zona se congregaron decenas de padres en busca de sus hijos, en medio de un ambiente de gran tensión en el que se pudieron ver escenas de llanto y de dolor.

De acuerdo con medios locales, la situación es de gran nerviosismo entre quienes esperan saber si sus hijos o conocidos están entre las víctimas, muchas de ellas atrapadas entre bloques de hormigón, ladrillos y cemento. EFE

jsm/pmc/ac

(con fotografías)