Quantcast

Los socialistas lusos aprueban en solitario un nuevo código laboral

Lisboa, 7 nov (EFE).- El Parlamento de Portugal dio hoy su aprobación final a un nuevo Código de Trabajo, que flexibiliza los horarios y contratos laborales, con el único apoyo de la mayoría socialista.

La revisión del texto legal, que ya había sido aprobada en un primer debate parlamentario en septiembre pasado, fue rechazada por el Partido Comunista y el Bloque de Izquierda, que lo consideraron una "regresión", mientras los partidos más a la derecha del Gobierno se abstuvieron.

Al nuevo código se opusieron también a lo largo de este año, en varias manifestaciones, los principales sindicatos lusos, para los que la reforma facilita el despido, perjudica la contratación colectiva y resta derechos a los trabajadores.

Pero el primer ministro socialista, José Sócrates, defendió la nueva norma por la necesidad de modernizar la legislación laboral para dar respuesta a las necesidades de la economía, otorgar más flexibilidad a las empresas y reducir la precariedad en el empleo.

Entre las principales novedades de la nueva legislación, que debe entrar en vigor en enero, figuran la posibilidad de concentrar las 40 horas laborables semanales en horarios de hasta 12 horas por jornada o 60 por semana, en el caso de una programación mensual.

La norma, que consta de 562 artículos, también altera el régimen de los trabajadores autónomos, a cuyas cotizaciones a la seguridad social contribuirán ahora quienes usen sus servicios.

El límite de los contratos a plazo se amplía a 3 años aunque tendrán una tasa de cotización a la seguridad social mayor que los contratos fijos, y el periodo de pruebas para el trabajador se duplica hasta los 180 días.

La izquierda criticó en particular esta medida como una ampliación del periodo de despido sin indemnización y se opuso también a otros artículos del código que agilizan las tramitaciones de los despidos y reducen a seis años y medio la duración de los contratos colectivos, que hasta ahora no caducaban.

En los aspectos sociales el padre tendrá derecho a 10 días libres por el nacimiento de un hijo y cualquiera de los progenitores podrá solicitar hasta 30 días anuales para asistir a hijos menores de doce años o, en situaciones de urgencia, nietos hasta esa misma edad.

En la votación de hoy no cumplieron la disciplina partidaria y votaron en contra del texto cinco diputados socialistas entre ellos uno de los dirigentes históricos de la organización, el ex candidato presidencial Manuel Alegre.

El principal partido de oposición, el Social Demócrata (PSD, centro-derecha) y el Partido Popular (CDS-PP, democristiano) se abstuvieron tras formular también diversas críticas sobre ambigüedades o fallos del Código.

El Partido Socialista, que ganó la mayoría absoluta en las elecciones de 2005 e intentará revalidarla en 2009, fue blanco de acusaciones desde la izquierda de promover una reforma laboral más conservadora de lo que defendió cuando estaba en la oposición.

Los sindicatos anunciaron que volverán a convocar acciones de protesta contra la legislación laboral, que consideran lesiva para los trabajadores y en especial para el movimiento sindical por la caducidad de los contratos colectivos.

Desde las organizaciones empresariales la reforma no motivó muestras de apoyo pero tampoco de abierto rechazo y entre las asociaciones de trabajadores autónomos hubo muestras de recelo por sus posibles efectos. EFE

ecs/mlr