Quantcast

EEUU confirma suspensión de asistencia a militares vinculados con asesinatos

Cartagena (Colombia), 7 nov (EFE).- El embajador de EEUU en Bogotá, William Brownfield, confirmó hoy que su país no prestará asistencia a tres unidades militares colombianas involucradas en asesinatos y otras violaciones de los derechos humanos.

El diplomático pidió disculpas al ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, por no haberle informado el jueves de esa decisión adoptada por el Departamento de Estado de su país.

"Le debo al ministro de Defensa Nacional una gran disculpa. Le dije ayer (por el jueves) que no habíamos tomado ninguna decisión relacionada con el caso de Soacha", dijo Brownfield en una rueda de prensa en la ciudad de Cartagena.

El "caso Soacha" tiene que ver con una veintena de jóvenes desaparecidos de esa localidad cercana a Bogotá que después se supo que habían sido reclutados y asesinados por militares del Ejército, escándalo que originó la destitución de 27 altos mandos y la renuncia del propio jefe de la institución castrense, Mario Montoya.

"Me equivoqué. La decisión fue hace un par de días de no ofrecer apoyo y asistencia a elementos o a tres unidades específicas (…); descubrí después que sí habíamos tomado la decisión", declaró hoy Brownfield.

Sin embargo, se abstuvo de identificar las guarniciones afectadas de las que, señaló, nunca han recibido ayuda directa de Estados Unidos.

Los adolescentes de Soacha desaparecieron en enero pasado, cuando fueron dados por "muertos en combate" en el departamento de Norte de Santander, a unos 800 kilómetros al nordeste de Bogotá, por el propio Ejército, y no fue hasta septiembre cuando se descubrió que en realidad habían sido reclutados y ejecutados.

Éste es el último caso de los llamados "falsos positivos", supuestos logros del Ejército utilizados para enaltecer la lucha antiterrorista pero que en realidad se trata de asesinatos de civiles que son presentados como "bajas en combate".

Brownfield explicó que en Estados Unidos hay "una obligación legal de verificar denuncias de personas, gobiernos o instituciones" en casos de violaciones de derechos humanos y en los llamados "falsos positivos".

Es así, agregó, cómo se decide si se ofrece "apoyo, asistencia o entrenamiento a unidades militares".

El embajador señaló que la decisión adoptada por el Departamento de Estado pretende "forzar cambios de comportamiento" en esas unidades del Ejército, aunque aclaró que "es posible en el futuro restablecer ese apoyo".

Horas antes, en Bogotá, el ministro Santos reconoció que Estados Unidos había suspendido la ayuda a tres unidades militares a raíz del escándalo de las "ejecuciones extrajudiciales".

Esa decisión, según el ministro de Defensa, fue adoptada "con base en la información proporcionada por el gobierno de Colombia". EFE

ric-rrm/erm/mmg