Quantcast

Centenares de vizcaínos acuden a Begoña para despedir al obispo Echenagusia

Bilbao, 7 nov (EFE).- Centenares de vizcaínos abarrotaron esta tarde la basílica de Begoña en el funeral por el obispo auxiliar emérito de Bilbao Carmelo Echenagusia, fallecido ayer a los 76 años.

En el mismo templo donde Echenagusia fue ordenado sacerdote y después obispo, y del que fue párroco durante cinco años, se congregaron los feligreses vizcaínos junto a representantes de las instituciones vizcaínas y del Gobierno Vasco, en una ceremonia de cuerpo presente que fue oficiada por el obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, y concelebrada por 12 obispos de diócesis españolas y más de un centenar de sacerdotes.

El ataúd con los restos del obispo emérito de Bilbao fue conducido a hombros por sus familiares desde la sede del Obispado en la capital vizcaína, ubicada junto a la basílica, donde estuvo instalada esta mañana la capilla ardiente.

La Sociedad Coral de Bilbao cantó en el funeral, al que asistieron la portavoz del Gobierno Vasco, Miren Azkarate, y los consejeros Tontxu Campos y Gabriel Inclán; el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna; los diputados forales vizcaínos Juan María Aburto y Josune Ariztondo; y el presidente de Euskaltzaindia-Real Academia de la Lengua Vasca, Andrés Urrutia.

La basílica de Begoña se quedó pequeña para los vizcaínos que acudieron a despedirse del obispo emérito y un grupo numeroso de personas se tuvo que quedar fuera del templo durante el acto.

Carmelo Echenagusia fue obispo auxiliar de Bilbao desde septiembre de 1995 hasta el pasado mes de febrero, cuando tras la jubilación le sustituyó Mario Iceta, y además de su labor apostólica destacó por su trabajo a favor del euskera, al ser uno de los fundadores del Instituto Labayru y miembro de Euskaltzaindia.

Nacido en Iurreta (Vizcaya) el 24 de abril de 1932, Echenagusia fue ordenado sacerdote en la basílica de Begoña en 1955 y ejerció como profesor de euskera y derecho canónico en el seminario de Derio.

Vinculado siempre a la diócesis de Bilbao, fue un colaborador cercano de todos lo obispos de Bilbao desde la década de los año 60. Así, fue canciller-secretario con el obispo José María Cirarda, vicario territorial con monseñor Antonio Añoveros, vicario general con el obispo Luis María Larrea y obispo auxiliar con el prelado Ricardo Blázquez.

Licenciado en Derecho Canónico por la Universidad de Comillas, completó sus estudios de Teología y Derecho en Roma. También participó en la traducción al euskera de la liturgia y escribió cinco antologías de la literatura vasca.

Como obispo auxiliar de Bilbao ejerció hasta el 5 de febrero de 2008, cuando presentó su renuncia por razones de edad, y fue sustituido por Mario Iceta Gavicagogeascoa.

Tras el funeral, el féretro fue trasladado hasta el municipio vizcaíno de Iurreta, su localidad natal, donde el cuerpo de Echenagusia será enterrado. EFE

sf/jrr