Quantcast

Medio millón de metalúrgicos secundaron una semana de huelgas de advertencia

Berlín, 7 nov (EFE).- Más de medio millón de trabajadores del metal alemán secundaron durante esta semana la convocatoria de paros de advertencia intermitentes del sindicato IG Metall, que emplazó a la patronal a una ronda negociadora, el próximo martes, de la que debe salir un acuerdo o la llamada a la huelga.

La campaña de huelgas parciales se completó este viernes, tras una semana de paros selectivos en varios estados federados que afectaron principalmente al sector automotriz.

El sindicato IG Metall mantiene para los 3,6 millones de trabajadores metalúrgicos la reclamación de un incremento salarial del 8 por ciento.

La patronal ha ofrecido un incremento del 2,1 por ciento para los sueldos y una paga extra suplementaria del 0,8 por ciento del salario anual para los meses de noviembre y diciembre.

Los sindicatos insisten que no habrá negociación si la patronal no sube su oferta de partida a niveles del convenio anterior -un 4,1 por ciento, más un 1,7 por ciento para una paga extraordinaria-.

Por su parte, la patronal advierte de que la caída en las cifras de ventas de la automoción impiden partir de tales expectativas.

Ambas partes de reunirán de nuevo el martes, para una ronda de negociación, tras la cual, de no haber avances, IG Metall advierte de que se convocará una consulta entre sus afiliados, a los que se propondrá ir a la huelga a partir del 17 de noviembre.

El último conflicto del sector del metal en Alemania tuvo lugar en 2002 y se desarrolló en los estados de Baden-Württemberg y Brandeburgo y en la ciudad-estado de Berlín. EFE

gc-ih/lgo