Quantcast

La COPE denuncia que el CAC le "arrebata" dos frecuencias en Lleida y Girona

Barcelona, 7 nov (EFE).- La Cadena COPE ha denunciado hoy que el Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) le ha "arrebatado" dos de sus frecuencias en esta comunidad, en concreto una en Lleida (99.7 de FM) y otra en Girona (97.4 de FM) que han sido adjudicadas a otros operadores, decisión que la emisora ha anunciado que recurrirá.

Por medio de un comunicado, la dirección de la cadena ha manifestado que el CAC, "consigue una de sus obsesiones reducir la voz y la presencia de la Cadena COPE en Cataluña, al menos en dos provincias".

El Consejo Audiovisual Catalán ha adjudicado hoy la explotación comercial 83 concesiones de radio en Cataluña, en el primer procedimiento de este tipo gestionado exclusivamente por este organismo, la primera que realiza en España un organismo independiente, ya que hasta ahora era competencia exclusiva de los gobiernos autonómicos o estatales.

La COPE ha señalado que en el momento en el que esta decisión se aplique, quince personas que en la actualidad trabajan en dichas emisoras verán peligrar sus empleos, "con el riesgo de verse irremediablemente en la calle".

En el mismo comunicado se indica que la decisión del CAC se ha tomado después de que el Gobierno central haya aprobado el Plan Nacional de Radiodifusión de FM, que en lo que se refiere a Cataluña ha oficializado el plan piloto presentado por la Generalitat" seis años antes.

Todos los operadores radiofónicos que emiten en España, empezaron sus emisiones en las frecuencias disponibles, y la COPE explica que como el resto de sus competidores se presentó a los concursos de las frecuencias que se asignaban.

"Ahora que se han resuelto dichos concursos, el CAC ha decidido silenciar la voz de la Cadena Cope en parte de Cataluña, y ha asignado estas dos frecuencias utilizadas por la COPE a otros dos operadores de la competencia", se añade en la nota.

La misma cadena asegura que hace una década el entonces gobierno de Jordi Pujol en la Generalitat "intentó acallar también nuestra voz" y su decisión fue recurrida por la Cadena Cope ante el Tribunal Supremo, que dio la razón a la emisora.EFE

saf/mg/rs