Quantcast

Sánchez, nuevo dueño del Logroñés, quiere reflotar el club con energía solar

Logroño, 7 nov (EFE).- El empresario navarro Javier Sánchez es el nuevo propietario del Club Deportivo Logroñés y pretende desarrollar un plan de viabilidad para este club basado en la instalación de paneles solares en la cubierta del campo de fútbol de Las Gaunas y la venta de la energía obtenida para pagar las deudas de la entidad.

Sánchez ha ofrecido hoy una conferencia de prensa en la que ha detallado este plan de viabilidad junto al ingeniero Alberto de Carlos, de la empresa Unitec Europa.

Esta empresa, que pertenece a la firma china Yingli Solar -que patrocina al Osasuna- ha elaborado ya el proyecto para cubrir con placas solares el estadio de Las Gaunas, algo que ya han realizado en el nuevo campo del Kaiserlautern alemán.

Javier Sánchez se hizo cargo de la gestión del Logroñés el pasado verano, pero no pudo impedir que el club descendiese de Segunda B a Tercera División por el impago a sus jugadores.

Desde entonces se mantenía como gestor del club, aunque la propiedad era del empresario madrileño Juan Hortelano, quien la ha cedido por el precio simbólico de un euro -lo mismo que le costó a él- aunque con el reconocimiento de la inversión que ha realizado en el equipo en los últimos años, más de tres millones de euros.

Una vez que es dueño del Logroñés el empresario navarro pretende cerrar acuerdos de pago con la Seguridad Social -a la que debe 1,8 millones de euros- y Hacienda -de quien ha eludido dar una cifra, aunque supera los seis millones de euros- basados en su plan de viabilidad a través de la energía solar.

Además el Logroñés tiene otras deudas, como un convenio de su suspensión de pagos porque el cada año, durante cinco, debe abonar a sus acreedores 150.000 euros; y otra serie de cantidades que le reclaman en los juzgados ex-empleados y un despacho de abogados de la ciudad.

Porque, ha asegurado, este plan tendrá una cláusula por la que si los ingresos obtenidos no se destinan al pago de deudas, el convenio de explotación del campo pasará al Ayuntamiento de Logroño.

Según Sánchez, y el ingeniero que le acompañaba, los números son claros: se instalarán 3.168 módulos solares en el campo para producir al año 1,45 millones de kilovatios hora; en 25 años -el plazo del convenio que piden al Ayuntamiento- se ingresarían más de 12 millones de euros mientras que el beneficio neto sería de 7 a 8.

El empresario navarro espera producir energía solar a partir de junio de 2009 y tener otras fuentes de financiación, entre ellas realizar tras la temporada un concierto musical de nivel internacional en Las Gaunas.

Sánchez ha asegurado que el gabinete jurídico del Ayuntamiento de Logroño ya estudia este plan de viabilidad "y creo que lo ven con buenos ojos", mientras que desde el Gobierno regional "sólo necesitaríamos el permiso de obra, pero creemos que legalmente no nos lo pueden negar".

"He comprado las acciones porque si no lo hacía en cualquier momento nos podían embargar", ha dicho, y ha asegurado que "quien quiera fiscalizar la gestión del Logroñés puede hacerlo, quiero total transparencia".

"Ahora, o en segunda B me conformo con no perder dinero, sé que hasta Segunda o Primera no se puede ganar", ha afirmado Sánchez.EFE

ep/jb