Quantcast

La Fiscalía peruana denuncia al presidente de la plaza de Acho por estafa

Lima, 7 nov.- El presidente de la plaza de toros limeña de Acho, Julián Maguiña, fue denunciado por la Fiscalía peruana por estafa y omisión de funciones al evitar presuntamente que se comprobara si los toros lidiados en la primera corrida de la temporada habían sido manipulados.

Según documentos a los que tuvo acceso Efe, la denuncia contra el presidente de la plaza fue interpuesta por un grupo de aficionados abonados para la Feria taurina del Señor de los Milagros que, días antes de la primera corrida que tuvo lugar el pasado día 1, ya habían solicitado la fiscalización de los pitones de los toros ante la sospecha de que habían sido recortados.

Al parecer, los denunciantes fueron desalojados de la plaza el día de la corrida por seguridad privada de la empresa que organiza el festejo, al exigir se cumpliera con el reglamento taurino.

El juez de plaza, que es como se denomina en Lima al presidente de la corrida, no solo desatendió la petición sino que permitió que los aficionados fueran sacados de la plaza.

Otro grupo de aficionados envió hoy dos cartas a Maguiña pidiendo que cumpla con sus obligaciones de control del espectáculo taurino y exija el envío a la Facultad de Veterinaria de la Universidad de San Marcos de las astas de los toros de la ganadería de Roberto Puga que se lidiarán el próximo domingo.

Además, los abonados también tienen previsto interponer denuncias ante el Instituto de Defensa del Consumidor (INDECOPI) y la Defensoría del Pueblo de Lima por considerar que sus derechos como aficionados se ven vulnerados.

El año pasado los pitones de algunos de los toros lidiados durante la Feria del Señor de los Milagros fueron enviados al laboratorio de la Universidad de San Marcos, donde se comprobó que los toros de la ganadería mexicana de Bernaldo de Quiroz habían sido afeitados.

En la Feria del Señor de los Milagros, la más tradicional del continente, se vive un momento de desconfianza y desencanto de los aficionados derivado de la falta de credibilidad que ofrecen las autoridades taurinas, lo que redunda en una cada vez menor asistencia a la plaza. EFE

bg/amr/cr