Quantcast

Presidente de CECA asegura fusiones cajas "no son mantra que lo cura todo"

A Coruña, 7 nov (EFE).- El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Juan Ramón Quintás, se mostró partidario de las fusiones de cajas de ahorro, siempre que se trate de una decisión estratégica empresarial, dijo, y no se emplee como una "especie de mantra que lo cura todo".

En declaraciones a los medios de comunicación antes de ofrecer una conferencia en la Fundación Caixa Galicia de A Coruña, Quintás calificó de "error de incompetentes" el hecho de ver el concepto de fusión cómo una solución ante la situación actual, ya que como sucede con cualquier otra decisión empresarial, ésta puede ser "conveniente, inconveniente o irrelevante", dijo.

Por eso, lo primero que hay que valorar es "de qué fusiones estamos hablando porque las hay que empeoran la situación y las hay que las mejoran", pero actualmente las fusiones que se plantean no crearían un escenario más positivo, sino que lo dejarían igual o peor, argumentó.

"Creo que se pueden hacer fusiones muy interesantes que mejorarían la competencia de los mercados y la eficacia de las entidades", dijo, aunque insisto en que "se debería precisar de que fusión se habla, nunca emplear la generalidad".

Quintás subrayó la peligrosidad de unir una caja con dificultades con otra entidad también con problemas porque el resultado, dijo, "sería una entidad mucho más grande con dificultades mayores y, de eso, a veces los políticos no se dan cuenta".

Afortunadamente, en estos momentos no hay entidades con dificultades, por lo que se trataría de una estrategia existente dentro del conjunto de instrumentos del mercado, por lo que es fundamental que sea una decisión a la que se llegue por razonamiento económico y no simplemente por conveniencias políticas, añadió.

Respecto a los datos ofrecidos ayer por el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre las previsiones económicas para el próximo año en España, Quintás indicó que es algo que se venía advirtiendo hace un año y calificó la situación como la "más crítica en los últimos 70 años, la más amenazadora de la economía mundial, por lo que no hay la menor duda que la recesión será importante".

Se mostró convencido de que la bajada de tipos de interés anunciada por el Banco Central Europeo (BCE) repercutirá en el precio de las hipotecas.

Consideró preocupante que "las medidas monetarias son totalmente insuficientes" en esta situación, aunque sí "pueden ayudar a que las cosas no vayan a peor", lo que sí ocurrió con la subida de tipos de interés del BCE de hace semanas, decisión que calificó de "error".

En cuanto a la morosidad, señaló que en cualquier cambio de ciclo, incluso en otros no tan negativos como éste, siempre aumenta, y observó que "las entidades se preparan, por lo que en principio no debería presentar más problemas que la pérdida de beneficios" para bancos y cajas, señaló.EFE.

ap/xb/prb