Quantcast

Técnicos preparan un plan de limpieza y descontaminación en la Universidad

Pamplona, 7 nov (EFE).- Técnicos en salud pública están preparando un plan de limpieza y descontaminación del Edificio Central de la Universidad de Navarra y un proyecto para las labores de desescombro y reparación de la zona afectada por la explosión de un coche bomba el pasado jueves.

Estas actividades, informa el Gobierno de Navarra en un comunicado, se realizarán siguiendo un plan específico de prevención de riesgos laborales para garantizar la salud y seguridad del personal que realiza las tareas de limpieza y obras en el edificio.

Tras el atentado perpetrado este jueves, el viernes los alumnos regresaron a las aulas en el Edificio Central, aunque la actividad en el mismo se ha suspendido después de que esta semana más de 300 personas hayan tenido que ser atendidas por haber resultado intoxicadas, al parecer, por una acumulación de gases.

Por este motivo, hoy ha tenido lugar una reunión de representantes de la Universidad de Navarra, de la Inspección de Trabajo, del Instituto Navarro de Salud Laboral y del Instituto Nacional de Salud Pública para analizar la situación, y se ha acordado mantener el cese de actividades y restricción de uso del edificio hasta que se realice la descontaminación.

De momento se ha instalado un aislamiento eficaz entre la zona más afectada por la explosión y el resto del edificio, con doble sellado de la misma, mientras continúan las labores de evaluación de la calidad del aire en el interior del inmueble.

Un total de 25 personas, de las 301 atendidas, permanecen ingresadas en centros hospitalarios de Pamplona a consecuencia de la intoxicación y todas ellas evolucionan favorablemente.

En concreto, en la Clínica Universitaria de Navarra se ha atendido a 280 personas y permanecen ingresadas 18; en el Hospital Virgen del Camino se ha atendido a 12 personas y siguen ingresadas 4; en el Hospital de Navarra, de un total de 8 personas atendidas, permanecen ingresadas 3; y en el servicio de Atención Primaria del Servicio Navarro de Salud se atendió a una sola persona.-EFE

jr/is