Quantcast

Moteros se manifestarán en demanda de respeto por parte de la Administración

Madrid, 7 nov (EFE).- Moteros de toda España se manifestarán mañana en Madrid en demanda de respeto por parte de la Administración, ya que se consideran discriminados en el tratamiento de la seguridad vial y en las aportaciones tributarias.

Responsable de Unidad Motera -el colectivo de asociaciones que han organizado de este acto- indicaron hoy en rueda de prensa que piden a las administraciones públicas un trato como contribuyentes y no como "súbditos que creen que somos", dijo Pere Casas, de la asociación Defensa del Motociclista.

Para los convocantes, es muy factible que en esta manifestación se repita, e incluso se supere, la asistencia de 100.000 moteros que se convocaron el año pasado.

La organización convocante ha criticado la actitud de la Delegación del Gobierno de Madrid, que no ha concedido el permiso de manifestación, solicitado hace un mes, hasta hace unas horas, lo que en, su opinión, ha sido un ardid administrativo para restar poder de convocatoria.

La organización mantiene los actos previstos para mañana con una concentración en los aparcamientos aledaños al estadio Santiago Bernabéu a partir de las 13.30 horas.

Desde esa hora se promoverá una campaña de donación de sangre por parte de los moteros manifestantes, un acto de solidaridad con un niño de cinco años con una enfermedad incurable y la lectura de un manifiesto con las reivindicaciones ante la Administración.

Javier Rodríguez, de Lucha Motera, advirtió que la pasividad de la Delegación del Gobierno de Madrid ha impedido a los convocantes organizar con la máxima precisión este movimiento de personas, con lo que se desmarcó de cualquier responsabilidad con el cumplimiento de horarios y con los efectos que pueda producir la coincidencia con la celebración del partido de fútbol Real Madrid-Málaga.

No obstante, Rodríguez puntualizó que han sido constantes las llamadas de los convocantes a los manifestantes para que la acción reivindicativa se celebre con la total ausencia de incidentes con que se desarrolló el año pasado.

Unidad Motera pone el acento en dos actuaciones administrativas que considera "discriminatorias" hacia este colectivo.

De un lado, la persistencia de la Dirección General de Tráfico (DGT) de vincular la accidentalidad de este colectivo a la potencia de las motocicletas, cuando aseguran que son conceptos sin ninguna relación y que la accidentalidad obedece al uso y al mal estado de las carreteras y a la peligrosidad de los guardarraíles.

Pere Casas formuló el hecho de que si las limitaciones de velocidad han contribuido a frenar la accidentalidad en los coches, esto no es válido para las motos, unos vehículos en los que a partir de 28 kms/h "te puedes matar, amputar una extremidad o quedarte parapléjico".

También fueron muy críticos con el sistema impositivo que se quiere imponer a las motocicletas, basado en la potencia y no en los criterios de control de emisiones que priman en los coches.

A este respecto señalaron que una aplicación del Impuesto de Matriculación del 14,75% a partir de 100 CV elevará el precio de estas motos en 1.500 euros, y ello, en un contexto de fuerte crisis de mercado.

Unidad Motera también ha pedido a la Administración la aplicación de un IVA reducido en la compra de elementos de seguridad como el casco. EFE

aa/vnz