Quantcast

Entrenador del Olympique pide calma a aficionados y responder con victoria

París, 7 nov (EFE).- El entrenador del Olympique de Marsella, Erik Gerets, ha pedido "calma" a los aficionados ante el partido del próximo mes de Liga de Campeones entre el club francés y el Atlético de Madrid después de los incidentes del pasado 1 de octubre en Madrid.

"Hay que responder con una victoria. Así es como se les puede hacer más daño", declaró Gerets a través del sitio internet del club galo, donde además señaló: "voy a hacer un gran llamamiento contra la violencia".

"Incluso habría que aplaudir a los aficionados de Madrid, sería el mayor castigo que se les podría hacer sufrir: aplaudirles y que vuelvan a casa con una bonita derrota", agregó.

Los incidentes ocurridos el 1 de octubre, durante el cual la Policía cargó contra los aficionados franceses, llevaron a la UEFA a castigar al Atlético de Madrid con el cierre de su estadio por dos partidos, sanción que posteriormente ha sido rebajada a jugar un encuentro a puerta cerrada.

Las declaraciones de Gerets se conocen después de que el presidente del Olympique, Pape Diouf, pidiera a través del mismo sitio internet a las autoridades francesas que se impliquen a favor del aficionado del equipo francés encarcelado en España desde el partido disputado contra el Atlético de Madrid, del que dijo que está "secuestrado".

"El club sigue movilizado y no cederá nada mientras Santos esté en manos de los que le secuestran. Porque hay que llamar a las cosas por su nombre: el secuestro", declaró Diouf en la web del OM.

El jueves se conoció que la Fiscalía pedirá ocho años de prisión para el aficionado detenido, Santos Mirasierra.

El fiscal tiene intención de solicitar 4 años de cárcel por un delito de desórdenes públicos y otros cuatro por un delito de atentado en concurso con un delito de lesiones por la agresión a un agente de policía que supuestamente protagonizó el procesado. EFE

jam/nam