Quantcast

Auckland tendrá su particular Copa del América con la Serie Pacífico

Madrid, 6 nov (EFE).- La ciudad neozelandesa de Auckland acogerá la recién creada regata Serie Pacífico Louis Vuitton y contará con los principales competidores de la Copa del América, que ha sido aplazada por el litigio judicial entre el ganador de la última edición, el suizo Alinghi, y el estadounidense BMW Oracle.

La I Serie Pacífico Louis Vuitton se disputará entre el 30 de enero y el 14 de febrero. El acontecimiento deportivo será organizado por Louis Vuitton y el equipo local Emirates Team New Zealand, con el apoyo del gobierno neozelandés.

Los equipos que tomarán la salida en Auckland son, por orden de entrada, el Team New Zealand, que por su condición de anfitrión tiene automáticamente el derecho de defensor del título, el italiano Luna Rossa, el Oracle estadounidense, el K-Challenge francés, el también italiano Mascalzone Latino, el Team Origin británico, el China Team, el sudafricano Team Shosholoza, el Italia, el Team Germany, el griego Greek Challenge y el suizo Alinghi.

Se trata, en gran parte, de los equipos participantes en la Copa del América de Valencia, pero la Serie Pacífico no ha sido creada para sustituir a dicho certamen histórico.

El portavoz de Louis Vuitton Bruno Trouble explicó que "la cita de Auckland ni compite con la Copa del América, ni forma parte del proceso de la Copa América. La Copa Louis Vuitton no está en juego. Se creará un trofeo especial para esta regata".

Mientras, la 33 edición de la Copa América, que debería celebrarse en Valencia en 2009, continúa en suspenso por el litigio judicial entre el vigente campeón, el Alinghi, y el BMW Oracle, que interpuso una demanda por disconformidad con el protocolo para la próxima cita de la competición.

No obstante, ambos equipo han confirmado su participación en la nueva regata neozelandesa, a la espera de que se dirima su conflicto en los tribunales.

El gobierno de Nueva Zelanda también contribuirá a la financiación de la Serie Pacífico con 750.000 dólares, ya que la Administración la considera como una inversión rentable. Así lo indicó el viceministro de Finanzas nacional, Trevor Mallard, quien recordó que la antepenúltima edición, la 31, de la Copa del América, disputada en el país, supuso una inyección de 500 millones de dólares a la economía neozelandesa. EFE

alr/nam