Quantcast

Camacho: "Fue un penalti bastante injusto, pero no tenemos que mirar atrás"

Majadahonda (Madrid), 6 nov (EFE).- Ignacio Camacho, medio centro del Atlético de Madrid, aseguró hoy que el penalti a favor del Liverpool en el pasado partido de Liga de Campeones entre ambos conjuntos fue "bastante injusto", pero apostó por pasar página de ese encuentro, porque "mirar atrás" sólo puede perjudicar al equipo.

Para él, la plantilla debe olvidar ya esa polémica jugada. "Es lo que tenemos que hacer. Es una decisión que se toma en el momento y no puedes hacer nada. Todo el equipo nos quedamos decaídos, pero nos tenemos que levantar, porque ahora toca partido de Liga", afirmó el futbolista en rueda de prensa tras el entrenamiento en Majadahonda.

Rafa Benítez, técnico del Liverpool, calificó como claro ese penalti. "Cada uno dice lo que le conviene a su equipo. Tenemos que mirar para nosotros y creemos que fue un penalti bastante, bastante, injusto en el último minuto, pero no tenemos que mirar atrás porque lo único que nos puede hacer es perjudicarnos", declaró Camacho.

También consideró que lo sucedido en el encuentro del pasado martes contra el Liverpool, con esa polémica decisión en el último minuto y las declaraciones del árbitro sueco Martin Hansson de que tenía dudas de si esa acción era pena máxima, es "todo raro", pero apuntó: "Nosotros no tenemos que mirar esas cosas, porque no son cosas en las que nos tengamos que meter".

"Tenemos que fijarnos en jugar el partido. Ahora mismo somos líderes de grupo y en el próximo encuentro (el día 26 de noviembre contra el PSV Eindhoven en el Vicente Calderón) todo depende de nosotros y de nuestro resultado", continuó el futbolista, que recalcó: "Estamos ahí arriba y tenemos que seguir como hasta ahora".

La plantilla del Atlético tampoco teme, según explicó Camacho, tener que jugarse la clasificación en la última jornada en el campo del Olympique de Marsella, tras la polémica entre ambos equipos en el anterior partido en el Vicente Calderón, por el que el club rojiblanco fue sancionado por la UEFA.

"Para nada tememos eso. Somos jugadores de fútbol y vamos allí a jugar. Sólo nos tenemos que centrar en el partido. Decir a nuestros aficionados que puede ser un poco peligroso, porque igual nos están esperando, que esperemos que no y que haya 'fair play' como hubo aquí. A los jugadores no nos tiene que afectar", afirmó.

Ahora, el Atlético ya está centrado en el partido de Liga contra Osasuna, el próximo domingo en Pamplona. "Es un campo ya de por sí complicado, llevan cero victorias y tienen que ganar, pero nos tenemos que aislar de eso, porque ahora mismo sólo nos valen los tres puntos e ir recortando la distancia con los de arriba", dijo.

"Hemos pasado esa mala racha, esos cuatro partidos en Liga que no salíamos del todo, pero ahora tenemos que mirar hacia adelante, porque nuestro objetivo es estar entre los cuatro primeros y es lo único que nos vale", añadió Camacho, que recordó que los cinco primeros clasificados aún se tienen que enfrentar entre ellos.

A nivel personal, el centrocampista sólo ha jugado dos partidos oficiales esta campaña, uno en Liga de Campeones y otro en Copa del Rey. "Está claro que el jugador necesita sentirse importante en el equipo y ahora no tengo tantos minutos como el año pasado, pero tengo que aprovechar todos los que tenga, porque es lo único que me vale. Tengo los entrenamientos para ir al máximo y demostrar al entrenador que quiero estar entre los once titulares", valoró.

"Es lo único que me queda, ya que no tengo bastantes minutos en partidos de Liga. Entonces, el jugador se intenta un poco desahogar en los entrenamientos, que es el único sitio en el que puede, y sobre todo ayudar al equipo para estar ahí arriba", añadió Camacho, que consideró que el entrenador mexicano Javier Aguirre no tiene por qué darle explicaciones de su suplencia.

"A los futbolistas tampoco se nos tiene que dar muchas explicaciones. Prefiere ahora mismo a otros jugadores, es fútbol y es lo que hay. Yo, ahora mismo, tengo que trabajar y demostrar que quiero jugar", concluyó. EFE

id/nam