Quantcast

Del Piero acaba con un maleficio de 46 años

Juan José Lahuerta

Madrid, 5 nov (EFE).- La victoria de la Juventus en el Santiago Bernabéu, con dos tantos de Alessandro Del Piero, sirvió para reconciliar al club italiano con una triste historia de derrotas que duraba 46 años, cuando en 1962, en cuartos de final de la competición, venció en el feudo madridista por 0-1 gracias a un gol del mítico Enrique Sívori.

Ha habido que esperar casi medio siglo para ver ganar al conjunto italiano en el Bernabéu. Tuvo que aparecer el veterano capitán Alessandro Del Piero para acabar con una fatídica racha de cuatro partidos sin conocer ni siquiera el empate. Desde entonces, y siempre por la mínima, el Real Madrid anotó cinco goles y sólo recibió uno, el marcado por Trezeguet en 2003.

La historia de los enfrentamientos entre ambos clubes comenzó en los cuartos de final de la Copa de Europa de 1962. En el choque de ida, el Real Madrid venció 0-1 con un gol de Alfredo Di Stefano. En el segundo partido, Sívori devolvió el resultado a los blancos y hubo que jugar un partido de desempate en el Parque de los Príncipes de París para ver quien pasaba a las semifinales. El Real Madrid ganó 3-1 y aquella victoria de la Juventus no sirvió para nada.

La segunda vez que ambos equipos se vieron las caras fue en la temporada 1985-1986 en octavos de final. En esta ocasión, los blancos, con la "Quinta del Buitre" en marcha, ganaron 1-0 en el estadio Santiago Bernabéu. El tanto de Emilio Butragueño fue muy valioso para pasar la eliminatoria. Un gol de Cabrini en la vuelta provocó los penaltis que fueron favorables al Real Madrid.

Diez años después, y ya con Alessandro del Piero sobre el césped, la Juventus visitó por tercera vez el coliseum del Real Madrid. De nuevo, un sólo gol separó a los italianos de llevarse algo positivo del Bernabéu. Por lo menos, en el segundo duelo, Del Piero y Padovano remontaron la eliminatoria y la Juventus continuó su camino hacia la final que ganó al Ajax.

En 2003, el conjunto alpino regresó al Bernabéu para volver a perder. Eran semifinales y cayeron por 2-1. Sin embargo, volvieron a remontar en Delle Alpi y jugaron otra final. El último precedente, de nuevo se saldó un una derrota italiana con un gol de Iván Helguera en octavos de final. Dos tantos de Trezeguet y Zalayeta acabaron en la vuelta con las ilusiones blancas.

La aparición de Alessandro Del Piero ha sido imprescindible para acabar con una racha de desgraciados resultados en Madrid. El gran capitán, a punto de cumplir 35 años, se abrió un hueco en la historia de los enfrentamientos entre italianos y españoles. Sus dos goles, superaron incluso a otra leyenda del club turinés. Sivori también ganó, pero sólo marcó uno. EFE

jjl/jl