Quantcast

Bolinaga dice que saldrán "a flote" pese a las graves dificultades económicas

Eibar (Guipúzcoa), 5 nov (EFE).- El Arrate está sumido en una grave crisis económica que le hace tener contraídas deudas importantes con la plantilla, pero su presidente, Iñaki Bolinaga, se muestra convencido de que saldrán "a flote" y no correrá peligro la continuidad del club de Eibar en la Liga Asobal.

Después de una pasada campaña exitosa, en la que logró por vez primera la clasificación para jugar una competición europea, la entidad guipuzcoana vive ahora momentos difíciles en el plano deportivo, pero sobre todo en el económico, ya que en los últimos meses "se ha complicado todo de una forma alarmante", al cerrárseles por la mala coyuntura general "puertas que parecían abiertas".

Según Bolinaga, la situación viene generada por la deuda contraída por el patrocinador anterior lo que, unido a la imposibilidad de encontrar otro, ha provocado una falta de liquidez que ya afecta al funcionamiento del club, porque "no permite pagar a los jugadores, los autobuses y otras muchas cosas del día a día".

El problema se ha agravado de tal manera que de un tiempo a esta parte el quehacer diario es recabar el dinero suficiente para "siquiera poder pagar los arbitrajes y viajes del fin de semana".

Ello ha llevado al dirigente albiazul a reunirse hoy con la plantilla para admitir que "la situación ha empeorado", aunque también ha aclarado que en el seno de la entidad se está trabajando sin desmayo y "quizás en unas semanas se le podrá dar la vuelta".

Aunque "la realidad es cruda", afirma que "tampoco es que el Arrate vaya a desaparecer", ya que tanto él como sus compañeros de junta lucharán "como jabatos" y conseguirán el dinero deseado, si es necesario, "hasta de debajo de las piedras".

Bolinaga se lamenta de que a pesar de ser "el primer club de Euskadi" en un deporte como el balonmano, ese rango "no se demuestra a nivel institucional", y aunque la Diputación de Guipúzcoa le tiene asignada una subvención de 417.000 euros, resulta "insuficiente" para hacer frente a las necesidades presupuestarias de la categoría en la que militan.

Por ello apela al apoyo de ése y otros estamentos para superar el momento actual y agradece "la respuesta rapidísima" del Ayuntamiento de Eibar por ofrecerse a intentar mediar en la búsqueda de una empresa patrocinadora que ayude a paliar la situación.

"Hemos pasado un momento malo, pero estamos esperanzados, porque tenemos abiertos varios frentes y van por el buen camino, aunque no significa que la solución llegará mañana", apunta el presidente del Arrate.

En la década de los 90 el club eibarrés ya vivió un momento de penurias económicas que le llevó a descender a la División de Honor B y, luego, hasta la Primera Nacional, pero Bolinaga arde "en deseos" de que "no vuelva a suceder algo así", porque además está orgulloso de la importante estructura deportiva que tienen, con una docena de equipos en las categorías inferiores.

"Hay que animarse, porque el viernes tenemos un partido muy duro y hay que empezar por ganarlo", sostiene en referencia a la inminente cita que afrontarán en su pabellón de Ipurúa contra el CAI Aragón, convencido de que como hasta ahora el plantel "lo dará todo" para buscar el segundo triunfo de la temporada. EFE

jr/ep/jl