Quantcast

Un DKV Joventut diezmado recibe a un potente Fenerbahçe

Badalona (Barcelona), 5 nov (EFE).- El DKV Joventut deberá emplearse a fondo mañana en el Palau Olímpic de Badalona para superar las ausencias por lesión de sus dos jugadores franquicia -Ricky Rubio y Pops Mensah-Bonsu- y vencer al Fenerbahçe Ulker.

Los badaloneses ya lo consiguieron ante el Granada el pasado domingo a base de un enorme trabajo colectivo, aunque esta vez tendrá ante sí un equipo mucho más potente que comparte invicto el liderato de la liga turca junto al Turk Telecom y el Galatasaray.

Pops Mensah-Bonsu también se perderá el partido del próximo sábado ante el Real Madrid ya que su vuelta de Estados Unidos, donde ha ido a pedir una segunda opinión a un especialista sobre su lesión en el hombro derecho, está prevista para el domingo.

Por contra, el técnico verdinegro, Sito Alonso recupera para este partido al alero Pere Tomàs, que no jugó ante el Lottomatica Roma y el Granada por una contractura en la pierna derecha.

Los turcos suman, al igual que los catalanes, un triunfo y una derrota en la competición europea. Ambos conjuntos han hecho valer el factor cancha en las dos primeras jornadas. El Fenerbahçe Ulker ganó al Alba Berlín en la segunda jornada (82-73), mientras que la 'Penya' está invicta esta temporada en su pista.

El conjunto que entrena el serbio Bogdan Tanjevic tiene como principal estrella al croata Gordan Giricek que, tras cinco temporadas en la NBA jugando en Memphis, Orlando, Utah y Phoenix, ha vuelto a Europa para liderar a este equipo que aspira a la Final Four.

Mirsad Turckan, también con pasado en la NBA, es otro de los puntales del Fenerbahçe que cuenta con Devin Smith, un jugador que conoce bien la ACB tras su paso por el Bruesa y que con Damir Mrsic forma una temible pareja en el lanzamiento exterior.

El DKV Joventut tendrá que apelar a una gran defensa y a una máxima concentración durante los 40 minutos para que no suceda lo del pasado jueves en Roma donde tras remontar un inicio adverso, gracias a Pops Mensah-Bonsu y Eduardo Hernández Sonseca, se diluyó incomprensiblemente en el tercer período.

adc/jg/nam