Quantcast

La Agencia Estatal nace con la meta de ser el referente antidopaje en Europa

Madrid, 5 nov (EFE).- La Agencia Estatal Antidopaje, con apenas dos meses de vida, nace con la meta de convertirse en el referente en Europa para consolidar en la sociedad el 'deporte limpio', según manifestó a EFE su director, Javier Martín del Burgo.

"España está a la vanguardia de la lucha contra el dopaje, primero por la aprobación por unanimidad de los grupos políticos de la Ley Orgánica de la Protección de la Salud y de Lucha contra el Dopaje, así como por ser uno de los primeros países signatarios del Código Mundial Antidopaje y ahora con la creación de esta Agencia", señaló a EFE el director de la AEA.

Estas actuaciones, según reveló Martín del Burgo, han permitido que en dos años y medio se haya reducido en un 35 por ciento el número de positivos en España, quinto país del mundo en cuanto a número de controles, con un total de 155.000 análisis en los últimos 40 años.

"Los laboratorios de Madrid (que ahora pasa a ser controlado por la AEA) y Barcelona son excelentes, de los mejores del mundo. El salto en los últimos años contra el dopaje ha sido espectacular, pero aún queda mucho camino", afirmó.

Martín del Burgo (Ciudad Real, noviembre 1949) definió la labor de la AEA con el símil de un "guante de seda con puño de hierro".

"La labor pedagógica para que la erradicación del dopaje tenga aceptación en la sociedad con la educación ya en las escuelas, la concienciación de los propios deportistas y la seguridad de que el tramposo no quedará impune son los principales argumentos para que en un plazo de unos 6 a 8 años podamos decir que el dopaje es definitivamente residual", añadió.

Martín del Burgo, que con anterioridad fue durante 13 años responsable regional del Deporte en Castilla La Mancha y después viceconsejero de esta comunidad, resaltó que aunque dependiente del Ministerio de Educación, Política Social y Deporte y con una relación muy fluida con el Consejo Superior de Deportes, la Agencia Estatal es un órgano autónomo".

La AEA parte con un presupuesto anual que ronda los seis millones de euros, aunque pretende ampliar sus ingresos por medio del patrocinio, mecenazgo y colaboración con las empresas farmacéuticas en una labor divulgativa a largo plazo que comparó con las campañas de prevención de accidentes de tráfico.

"Esto va en serio porque queremos que la AEA sea recordada en el futuro como un organismo que buscó soluciones para las siguientes generaciones", resaltó Martín del Burgo. EFE

jm/nam