Quantcast

Bosh y Paul simbolizan los invictos de Raptors y Hornets

Nueva York (EEUU), 4 nov (EFE).- Se completo la primera semana de la nueva temporada del baloncesto profesional de la NBA y dos equipos sorprendieron con sendos invictos, los Raptors de Toronto y los Hornets de Nueva Orleans, gracias a las buenas actuaciones individuales del alero Chris Bosh y del base Chris Paul.

El buen trabajo individual de ambos jugadores también les permitió ser los primeros que consiguieron el premio de Jugador de la Semana, aunque fue todo el equipo el que realizó una gran labor.

Bosh lideró una vez más el ataque de los Raptors, que ahora está dirigido al ciento por ciento por el base español José Manuel Calderón, y la combinación dio a su equipo una marca de 3-0 y líderes de la División Atlántico, donde están los Celtics de Boston.

El alero titular de los Raptors y ganador de la medalla de oro en Pekín 2008 con Estados Unidos, logró promedios de 26 puntos, 10 rebotes y 3,7 asistencias en los tres partidos que disputó, incluidos dos en los que logró doble-doble.

Bosh, que se quedó con el premio de la Conferencia Este, destacó de manera especial en el partido que el pasado viernes los Raptors ganaron en la prórroga por 112-108 y aportó 31 puntos con nueve rebotes.

Otros jugadores considerados para el premio en la Conferencia Este fueron Calderón, compañero de Bosh; Joe Johnson (Atlanta), Danny Granger (Indiana) y Elton Brand (Filadelfia).

Mientras, los Hornets con la figura de Paul, que cada día se consolida más como el base estelar en la NBA, confirmó también que su equipo vuelve a ser serio aspirante al título en la Conferencia Oeste.

Paul, compañero de Bosh con el equipo medalla de oro de Estados Unidos, se quedó con el premio de Jugador de la Semana en la Conferencia Oeste después de conseguir unos promedios de 21,7 puntos y 12 asistencias.

El partido más completo de Paul fue el que protagonizó el pasado sábado frente a los Cavaliers de Cleveland cuando consiguió 24 puntos y 15 asistencias par guiar a los Hornets a la victoria de 104-92.

El base de los Hornets también se acercó a la historia al ser el segundo jugador que en los tres primeros partidos de la temporada regular ayudó a conseguir las victorias para su equipo con más de 20 puntos y 10 asistencias de promedio.

El primer jugador que lo consiguió en el puesto de base dentro de la NBA fue el legendario y miembro del Salón de la Fama Oscar Robertson, con los Royals de Cincinnati, en la temporada de 1968.

Otros jugadores que entraron en la lista de los candidatos al premio fueron el alero alemán Dirk Nowitzki (Dallas), el pívot chino Yao Ming (Houston), el base canadiense Steve Nash (Phoenix), Carlos Boozer (Utah) y Brandon Roy (Portland).EFE

mjr/jmc