Quantcast

Lafita vuelve al rescate del Deportivo con sus goles

La Coruña, 4 nov (EFE).- Los goles de Ángel Lafita han vuelto a permitir, tal y como ocurrió el pasado curso, acabar con la dudas clasificatorias que habían asaltado al Deportivo de La Coruña, tras la contundentes derrotas encajadas ante el CSKA de Moscú en la UEFA y sobre todo en Liga ante el Sporting de Gijón.

De hecho, el centrocampista aragonés es con cuatro tantos, a los que hay que sumar el que anotó ante el Bnei Sakhnin israelí en la Copa Intertoto, el máximo goleador del conjunto gallego en Liga, pese a que como insistió el propio Lafita la efectividad anotadora no es su principal característica.

"Sigo pensando que eso es algo anecdótico porque no es mi faceta, pero sí que es cierto que estoy mejorando cada día en ese aspecto y espero seguir así", señaló Lafita, que en tan sólo nueve jornadas ligueras acumula ya el mismo número de goles que en sus tres primeras campañas en Primera División.

Unas cifras que podrían haber sido mejores de no haberse visto afectado el jugador deportivista por una inoportuna apendicitis, de la que tuvo que ser operado de urgencia el pasado 14 de agosto, que le impidió disputar la eliminatoria europea con el Hajduk Split croata así como la primera jornada de Liga con el Real Madrid.

Problemas a los que se unió un golpe en una rodilla, que le impidió actuar ante Osasuna en la cuarta jornada, y del que todavía no se ha recuperado totalmente, lo que no ha impedido al zaragozano ser titular en los últimos cuatro encuentros ligueros.

Partidos en los que el concurso de Lafita ha sido fundamental para los blanquiazules gracias a sus goles, como el que marcó en la sexta jornada ante el Numancia, y que sirvió al Deportivo para derrotar a los sorianos (1-0), o los dos que anotó el domingo ante el Betis (0-3), que ratificaron el primer triunfo a domicilio de los gallegos en el campeonato.

Tantos a los que añadir el que el centrocampista logró en Mestalla ante el Valencia, en un choque en el que los coruñeses, que se adelantaron con un gol en propia meta del italiano Emiliano Moretti, cayeron finalmente por 4-2.

Una racha que recuerda a la del pasado año, en el que Lafita, tras un gris arranque de curso, de hecho, el aragonés llegó a desaparecer del equipo titular, e incluso de alguna que otra convocatoria, eclosionó en el tramo final de campaña.

La lesión del mexicano Andrés Guardado unido a las urgencias clasificatorias de los gallegos llevaron a apostar a Lotina por el aragonés que no desaprovechó la oportunidad con tres goles en tres jornadas consecutivas que llevaron al Deportivo de ocupar puestos de descenso a situarse dos puntos por encima de la salvación.

Junto con el sueco Christian Wilhelmsson, su opuesto en la banda derecha, Lafita dotó al Deportivo de la profundidad necesaria para no sólo escapar de la zona peligrosa de la clasificación, sino para llevar a los coruñeses hasta las competiciones europeas, aunque fuese vía Copa Intertoto.

Actuación que llevó al Deportivo a ejecutar el pasado verano la opción de compra que figuraba en el contrato de cesión del centrocampista por el Zaragoza. EFE

caf/jv/jag