Quantcast

Borísov-Zenit El Zenit, obligado a ganar para resarcir a su afición

Moscú, 4 oct (EFE).- El Zenit de San Petersburgo está obligado a ganar mañana en Minsk al campeón bielorruso BATÉ Borísov para tener alguna opción de pasar de la fase de grupos de la Liga de Campeones y resarcir a su afición, que esperaba mucho más de los ganadores de la Copa UEFA.

En los tres partidos que ha disputado en el Grupo H, el equipo dirigido por el holandés Dick Advocaat ha conseguido apenas un punto, obtenido en casa hace dos semana ante el modesto conjunto bielorruso, que estuvo por delante en el marcador hasta el minuto 80.

"El partido en Minsk será aún más difícil: los bielorrusos tendrán todo el apoyo de su público y hay que estar preparado para ello", declaró al periódico "Sport Express" el internacional ucraniano Anatoly Tymoschuk, pieza clave en el medio campo del equipo de la antigua capital imperial rusa.

Según Timoschuk, la clara victoria (3-1) del Zenit sobre el Khimki en la última jornada de la Liga rusa muestra que el equipo está preparado para el choque con el BATÉ.

Sin embargo, en el caso de que los hombres de Advokaat se impongan al equipo bielorruso, aun así dependerán de los resultados de los partidos de los otros equipos del grupo, el Real Madrid y la Juventus.

Más que elocuente ha sido la decisión del canal deportivo de la televisión "Sport" de transmitir en directo el partido entre el Real Madrid y la Jueventus y de pasar en diferido el Zenit-BATÉ Borísov.

Sin duda, mucho más animoso que el Zenit llega al encuentro de mañana el BATÉ; en el última jornada de liga, bajo la batuta de su joven técnico, Víctor Goncharenko, de 31 años, el equipo de Borísov se coronó anticipadamente campeón de Bielorrusia tras vencer 2-1 al Torpedo.

El conjunto bielorruso, que consiguió su quinto título de liga -el tercero consecutivo- intentará mañana en el campo del estadio Dinamo de Minsk desplegar la rapidez en el contraataque y el juego disciplinado que ha exhibido en la fase de grupo.

Esos son los grandes recursos de Goncharenko para contrarrestar las individualidades del Zenit como Andréi Arshavin y el internacional portugués Danny, hombre por el que el equipo de San Petersburgo pagó 30 millones de euros.

El partido de mañana es esperado con gran expectación en la capital bielorrusa y se da por descontado que habrá un lleno absoluto en el estadio Dinamo, con capacidad para 30.000 espectadores, pues todas las entradas ya fueron vendidas.

Las autoridades bielorrusas calculan que unos 4.000 seguidores del Zenit se desplazarán a Minsk para alentar a su equipo.

El jefe del departamento de Resguardo del Orden Público del ministerio del Interior de Bielorrusia, Yevgueni Poluden, señaló que se han adoptado todas las medidas necesarias para garantizar el orden y la seguridad durante el partido.

La mayoría de los hinchas del Zenit, dijo Poluden, llegarán mañana mismo a Minsk en un tren especial, en el que también viajará un grupo de oficiales de la policía antidisturbios rusa.

Alineaciones probables:

BATÉ Borísov: Veremkó; Rzhevsky, Sosnóvski, Jagush, Yúrevich; Krivets, Lijtarovich, Stasévich, Volodkó; Rodiónov y Blizniuk.

Zenit: Malaféev; Sirl, Krizhanac, Shirókov, Anyukov; Denísov, Tymoschuk, Zyriánov; Arshavin, Danny y Tekke.

Arbitro: Stéphane Lannoy (FRA).

Estadio: Dinamo

Hora: 19:45 GMT

EFE

bsi/si/jag