Quantcast

Iverson se va a los Pistons por Billups y McDyess

Auburn Hills (Michigan, EEUU), 3 nov (EFE).- La prometida renovación del presidente de los Pistons de Detroit, Joe Dumars, llegó al equipo después que se concretara hoy, lunes, el traspaso del base Allen Iverson de los Nuggets de Denver por el veterano Chauncey Billups, el alero Antonio McDyess y el pívot Cheikh Samb.

"Nos sentimos muy complacidos de darle la bienvenida a Allen Iverson a la organización de los Pistons", declaró Dumars. "Allen ha demostrado que es uno de los jugadores de elite en la Liga y nos agrada que pase a formar parte de nuestra plantilla en la posición de base".

Dumars también agradeció toda la aportación y ayuda que habían dado Billups, McDyess a la organización de los Pistons, a la vez que le deseaban lo mejor para el futuro de su carrera profesional.

"Apreciamos de corazón todas y cada una de las cosas que han hecho por la organización durante el tiempo que han permanecido con los Pistons y ahora les deseamos, de la misma manera, todo lo mejor en la nueva etapa profesional que han emprendido", destacó Dumars.

Después de la eliminación en las semifinales de la Conferencia Este frente a los Celtics de Boston, Dumars, que despidió al entrenador Flip Saunders también había prometido un cambio en la plantilla, algo que no había podido cumplir hasta ahora.

También en el traspaso ha entrado el senegalés Samb, que fue seleccionado con el número 51 por los Ángeles Lakers en el sorteo universitario de 2006, para luego pasarle los derechos a los Pistons, que ahora lo mandan a los Nuggets.

La interrogante todavía en el traspaso se da con el estatus de McDyess, de 34 años, dado que había dicho que no tenía ningún interés en jugar con otro equipo que no fuesen los Pistons.

Las opciones podrían ser las de retirarse o negociar la compra del contrato por parte de los Nuggets para que quedase libre.

Aunque Billups ha sido uno de los jugadores estrellas del equipo con el que los Pistons consiguieron en 2004 el tercer título de liga de su historia, en las últimas temporadas siempre se han quedado a las puertas de lograrlo de nuevo, lo que motivó que Dumars quisiese hacer los cambios al considerar que nadie era "intocable".

Tras la salida de Saunders, Dumars se decidió por Michael Curry un hombre de la casa y de su máxima confianza para que dirigiese la dirección del equipo, que hasta el momento ha respondido muy bien.

Pero al margen de la llegada de Curry, Dumars no pudo trabajar durante el verano ningún traspaso, aunque lo intentó con varios equipos, incluidos los Nuggets.

Lo que si descubrieron los Pistons y Dumars con su gestión fue que el jugador que más cotización tenía para poder traspasar era Billups, el ganador del premio de MVP de las Finales del 2004.

Sin embargo, los Nuggets también se han dado cuenta en el comienzo de la nueva temporada que la pareja formada por Iverson y el alero Carmelo Anthony no rinde todo lo que se esperaba.

La razón, que Iverson no es un base organizador como Billups, sino que juega más el estilo de ataque de Anthony, lo que hizo ver al entrenador de los Nuggets, George Karl, que tenían que conseguir a un auténtico base.

Dumars captó de inmediato el mensaje y la necesidad de los Nuggets e hizo la propuesta del traspaso que ahora se ha completado, además el equipo de Denver también había dejado marchar al pívot Marcus Camby para reducir su impuesto de lujo sobre el tope salarial y al comprobar que no pudieron ser un equipo con aspiraciones a estar en las Finales de la NBA en las dos últimas temporadas.

Iverson había llegado a los Nuggets en la Navidad del 2006 traspasado por los Sixers de Filadelfia y como se había proyectado no pudo ser el revulsivo que se esperaba al lado de Anthony, ambos jugadores que fuera y dentro del campo tienen una personalidad muy especial.

El comienzo de la nueva temporada confirmó a Karl que el papel de Iverson no iba a ser el mejor para el equipo y ahora se encuentra ante una nueva realidad que puede ser más positiva para el equipo, que ha perdido dos de los tres partidos disputados, el último frente a los Lakers por 97-104.

Además, Billups, que es nativo de Denver, se formó en la Universidad de Colorado y jugó con los Nuggets las temporadas de 1998-99 y 1999-2000, puede integrarse mucho mejor en el estilo de juego de Anthony al ser un base más auténtico que Iverson.

El mayor riesgo del traspaso para los Nuggets es que Billups, de 32 años, llega con un contrato de tres temporadas de las cuatro que firmó por más de 50 millones de dólares de salario.

Todo lo contrario de lo que les sucede a los Pistons, que consiguen a Iverson, de 33 años, en la última temporada de su contrato y un salario de 20,8 millones de dólares.

Dumars, al que hasta ahora le han salido bien los fichajes de jugadores de gran calidad, pero polémicos en su personalidad, el caso del pívot Rasheed Wallace, espera que suceda lo mismo con Iverson, que podrá a consolidar la formación de Rodney Stuckey, el base del futuro de los Pistons. EFE

mjr/jmc/og