Quantcast

Hamilton como su compatriota Hunt cruzó la meta sin saber que era campeón

Sao Paulo (Brasil), 2 nov (EFE).- El británico Lewis Hamilton, al igual que su compatriota y también piloto de Mclaren, James Hunt, ha cruzado la línea de meta en el Gran Premio de Brasil, sin saber exactamente en que puesto había cruzado la línea de meta y si era el nuevo campeón del mundo.

En ambos casos los hechos se desencadenaron a seis vueltas del final, cuando ambos tuvieron que parar a cambiar neumáticos, y sus rivales eran pilotos de Ferrari, el de Hunt el austríaco Niki Lauda y el de Hamilton el brasileño Felipe Masaa y la lluvia jugó un papel primordial.

La gran diferencia ha estribado en que ahora pilotos y equipos están comunicados por radio y en 1976 Hunt tuvo que esperar a llegar a los garajes para enterarse de lo ocurrido.

Hamilton cruzó esta tarde la línea de meta del Gran Premio de Brasil sin realizar el más mínimo gesto y no reaccionó hasta que por radio le confirmaron afirmativamente la pregunta que había realizado ¿lo hemos conseguido?.

El circuito del Monte Fuji entró en la historia de la Fórmula Uno en su primera edición de 1976 cuando James Hunt (McLaren M23 Ford) y Niki Lauda (Ferrari 312 T2) se jugaban el título mundial en la última carrera del año.

La carrera se disputó bajo un diluvio y en la segunda vuelta Niki Lauda, que pocos meses antes había sufrido su grave accidente en el Nuerburgring, que a punto estuvo de costarle la vida, se detuvo al final de la segunda vuelta y se retiró de la carrera porque dijo tener miedo.

James Hunt, que necesitaba terminar tercero para proclamarse campeón del mundo, pinchó a pocas vueltas del final, y cuando cruzó la línea de meta creía haber perdido el campeonato y se lanzó sobre el director de la escudería Mclaren, el estadounidense Teddy Meyer, al que agarró por el cuello recriminándole no haberle señalado correctamente el puesto que ocupaba.

Mientras Hunt zarandeaba a Meyer, los mecánicos de Mclaren trataban de explicarle que había finalizado en tercera posición, sumado cuatro puntos y logrado el título de campeón del mundo con uno de ventaja sobre Lauda.

El malentendido nació cuando a seis vueltas del final Hunt, que marchaba en primera posición, había pinchado la rueda delantera derecha y retrocedido a la quinta posición, sin que a partir de ese momento supiera en que puesto se encontraba.