Quantcast

Preciado se pregunta cuántos equipos pueden ganar 4 partidos consecutivos

Gijón, 2 nov (EFE).- El entrenador del Sporting, Manolo Preciado, se ha preguntado en rueda de prensa que "cuántos equipos en Primera división, a parte de los grandes, son capaces de ganar cuatro partidos consecutivos", una cifra alcanzada hoy por los rojiblancos tras derrotar al Numancia.

El técnico ha mostrado la alegría de toda la plantilla por el nuevo triunfo logrado, que hace que el conjunto gijonés sume ya 12 puntos y se sitúe en la décima posición de la clasificación lo que también llevó al técnico a exclamar: "!Quién nos lo iba a decir hace tan sólo un mes!".

Preciado ha destacado en especial la segunda parte de su equipo en la que, según él, el Sporting "hizo su juego habitual", y ha definido la victoria como "de cuatro puntos por ser quien es el rival", en teoría de los que estará luchando también por mantenerse en la categoría.

El entrenador sportinguista reconoció que tenía "mucho miedo a este partido", porque el rival es de los que "lucha y pelea" y consideró "vital para la victoria haber conseguido empatar antes del descanso ya que de lo contrario seguro que nos hubiera entrado las prisas".

Preciado también ha asegurado que tenía "toda la confianza del mundo en que se iba a meter algún gol" y ha recordado que esta temporada sólo ante el Villarreal el Sporting se quedó sin marcar.

El técnico definió como "fruto de las ganas de los dos por meter un gol" el enfrentamiento entre Bilic y Barral por lanzar el penalti, por lo que finalmente fue él mismo quien decidió que fuera el croata el que chutase.

Por su parte, Sergio Kresic tuvo una fugaz aparición en la sala de prensa para definir un partido "tremendamente competido, tal y como ya se preveía desde antes de jugarse", y ha subrayado que "se decidió por pequeños detalles".

Kresic no quiso personalizar en nadie los errores que les costaron dos de los goles, ya que "en el equipo ganan todos y pierden todos" y aseguró que "el Sporting tiene hombres determinantes en puestos claves" refiriéndose a la facilidad goleadora de los rojiblancos.