Quantcast

El Génova se lo pone difícil al Udinese y deja el liderato en el aire

Roma, 2 nov (EFE).- El Génova, del delantero argentino Diego Milito, consiguió plantarle cara hoy a domicilio al Udinese (2-2) y, con ello, complicarle el liderazgo de la Liga italiana de fútbol, que comparte provisionalmente con el Inter de Milán del técnico portugués José Mourinho.

Con nueve partidos jugados, la cabeza de la clasificación queda pendiente de un sólo partido: el nocturno Milán-Nápoles (19.30 gmt), que decidirá quién de los cuatro primeros clasificados -Udinese, Inter, Milán o Nápoles- va a ocupar el liderato de la Primera división, al menos, durante una semana.

Tras haber logrado vencer al Reggina (2-3) este sábado, el Inter partía hoy como líder en solitario de la clasificación, puesto que el Udinese salió dispuesto a arrebatar ya desde el primer minuto de su partido frente al Génova.

El Udinese, que hasta hoy compartía la primera plaza con el Nápoles, se adelantó en el minuto cuatro de partido, gracias a un penalti que transformó el italiano D'Agostino, su segunda pena máxima transformada en gol en lo que va de temporada.

Cuando ya se las veían muy felices como líderes en solitario de la tabla, el Udinese tuvo que afrontar dos goles del Génova, que en cuestión de tres minutos consiguió ponerse por delante en el marcador: penalti anotado por Milito y a un tanto de Sculli, su tercero de la temporada.

El Udinese logró empatar el partido en los últimos quince minutos y mantener así el tipo para ver qué hace su hasta ahora compañero de liderato, el también modesto Nápoles.

El Lazio sigue confirmando su recuperación con una nueva victoria, aunque "in extremis", frente al Catania, que lo sitúa ya en zona europea, gracias a un gol de Foggia a cinco minutos del final del encuentro.

El jugador argentino Mauro Zárate fue uno de los destacados de un partido en el que el Lazio jugó mejor, sobre todo en la segunda parte, a pesar de que en ningún momento se rindió el Catania, que apretó en los últimos minutos con el empuje de sus siete argentinos y un uruguayo.

El chaparrón de goles de la jornada corrió a cargo del Cagliari, que se sitúa el sexto por la cola y que apenas dio respiro al Bolonia (5-1), a pesar del gol anotado en los primeros compases por los visitantes, obra de Di Vaio.

El brasileño Jeda contribuyó en gran medida a la abultada victoria del equipo de Massimiliano Allegri, ya que consiguió marcar dos tantos en la segunda mitad del partido, los mismos que metió Robert Acquafresca.

También logró un buen bagaje goleador el Palermo, que remató en casa a un Chievo Verona (3-0) cada vez más hundido en la tabla clasificatoria. Anotaron el uruguayo Edison Cavani, el rubio danés Simón Kjaer y el italiano Fabrizio Miccoli.

El Palermo logró su objetivo de sacar los tres puntos del partido para acercarse un poco más a zona UEFA -ya es el noveno de la clasificación-, en un encuentro que terminó con diez jugadores después de que el austríaco Mark Bresciano fuera expulsado por acumular dos tarjetas amarillas.

Por su parte, el Siena logró definir en su favor el derbi toscano con el Fiorentina (1-0), con gol en el minuto 76; algo similar aconteció en el Sampdoria-Torino (1-0), que terminó con la victoria de los locales, gracias a un tanto de Claudio Bellucci (m.85).

Sin goles terminó el partido entre el Atalanta y el Lecce, en el que fue expulsado el chileno Jaime Valdés, del local equipo bergamasco.

El Juventus, que sigue en escalada imparable hacia el liderazgo, logró el sábado una victoria ante un hundido Roma (2-0), gracias, entre otros, a un genial tanto de falta de Alessandro del Piero, que ha contribuido a que algún diario proclame este domingo la vuelta de la "Vecchia Signora".