Quantcast

Hermano de futbolista hondureño del Wigan inglés lleva un año secuestrado

Tegucigalpa, 2 nov (EFE).- Edwin Palacios, hermano del centrocampista hondureño del Wigan de Inglaterra, Wilson Palacios, y de otros jugadores del fútbol local, lleva un año secuestrado sin que se tenga indicio alguno de su suerte.

Edwin, de 16 años entonces, fue secuestrado en la madrugada del 30 de octubre de 2007, cuando varios hombres armados lo sacaron a la fuerza de su casa en el puerto caribeño de La Ceiba, unos 400 kilómetros al norte de Tegucigalpa.

El diario local La Tribuna recordó hoy que se han tejido diversas versiones sobre este caso, pero ninguna ha sido confirmada, e indicó que, aunque la familia pidió a la Policía que no interviniera, ésta ha hecho investigaciones por su cuenta, infructuosas hasta ahora.

Unas dos semanas después de la desaparición de Edwin, su familia pagó un rescate a los secuestradores, de monto no precisado, pero no lo liberaron.

El dinero fue reunido en parte con donaciones recogidas entre los transeúntes en La Ceiba por compañeros de estudios de Edwin en un colegio de esa ciudad.

En las semanas posteriores al secuestro, los padres de Edwin, Eulogio Palacios y Orfilia Cacho, que sufrieron quebrantos de salud por su desaparición, hicieron llamamientos públicos a los secuestradores por que lo dejaran en libertad.

Sin embargo, en los últimos meses la familia ha mantenido silencio sobre el caso.

Cuando regresa a Honduras desde Inglaterra para jugar con la selección hondureña, Wilson Palacios no hace declaraciones a la prensa, al parecer para evitar preguntas sobre el secuestro de su hermano, según la prensa deportiva.

Edwin también es hermano de Milton y Jerry Palacios, quienes juegan en el Marathón, y de Johnny, del Olimpia.