Quantcast

El Bruesa está convencido de sus posibilidades

San Sebastián, 1 nov (EFE).- El Bruesa GBC se desplazará a la capital vizcaína para disputar mañana el segundo derby vasco de la temporada frente al Iurbentia Bilbao Basket, y lo hace convencido de sus posibilidades tras vencer el pasado fin de semana al campeón de la Liga ACB en Illumbe.

El conjunto donostiarra ha recuperado la autoestima después ganar dos partidos consecutivos -uno de ellos frente al Tau Cerámica-, ya que el primer encuentro en casa proyectó una mala imagen que decepcionó tanto al público como a su propio entrenador.

Precisamente, Pablo Laso fue perseverante la semana posterior a caer contra el Real Madrid para corregir los errores del Bruesa y, esa lección, parece que la han aprendido los jugadores, que han vuelto a integrar el equipo de pretemporada.

Pero el técnico vitoriano no las tiene todas consigo porque la semana ha sido un mar de piropos en San Sebastián y tiene miedo a la autocomplacencia, por lo que ya advirtió ayer que si quieren estar a la altura de las circunstancias en el derby deberán hacer "un gran esfuerzo defensivo".

Las trayectorias de bilbaínos y donostiarras son bien distintas, ya que el Iurbentia comenzó fuerte la campaña pero se ha deshinchado, mientras que la trayectoria del Bruesa GBC ha sido ascendente, de menos a más.

La clave del encuentro de mañana estará probablemente en la defensa, de forma que el equipo que mejor sepa frenar las virtudes del contrario se llevará un choque atractivo que se disputará en un BEC con presencia de aficionados llegados desde numerosos puntos de la geografía guipuzcoana.

Eso sí, el conjunto presidido por Santos cada vez acumula más bajas porque si hasta ahora se contabilizaba solamente la de Edgar San Epifanio, esta vez hay que inscribir el nombre de Bojan Popovic y también habrá que ver cómo se ha recuperado de sus problemas Alex Urtasun.