Quantcast

El Estudiantes regresa a Zaragoza herido

Madrid, 1 nov (EFE).- El MMT Estudiantes casi pierde la categoría la pasada temporada, en la que sólo ganó uno de los once primeros partidos del calendario, y en el curso actual, con nuevo entrenador y sólo cinco jugadores del último equipo en nómina, regresa mañana a la cancha del CAI Zaragoza al cabo de doce años con otra herida abierta por las derrotas.

Los colegiales empiezan a preocuparse. Suman un triunfo por cuatro partidos perdidos en cinco encuentros. Cayeron en Badalona después de ir ganando por dieciséis puntos, naufragaron en la pista del Pamesa Valencia y, en el choque más reciente, contra el Gran Canaria y en el Telefónica Arena, sucumbieron por veintidós puntos frente al Gran Canaria y fueron despedido con pitos por su propia afición.

"Siempre desaparecemos un cuarto", lamentó el técnico estudiantil, Luis Casimiro, cuando el repaso de los insulares (66-88) todavía escocía. Y sigue escociendo dentro del vestuario. Eso sí, el CAI Zaragoza, que no recibe a los madrileños en el pabellón Principe Felipe desde hace dos años, también acumulan un sólo encuentro ganado.

La situación, sin embargo, parece más acuciante en el caso del equipo del Ramiro de Maeztu que en el caso de un recién ascendido. Sobre todo, porque el calendario le reserva una salida al Palau Blaugrana la próxima jornada y, en la siguiente, la visita del Alta Gestión Fuenlabrada al Telefónica Arena, o sea, dos citas de alto voltaje.

"El equipo está herido después de una derrota, pero también significa que vamos a por todas. Tenemos que empezar a tener buenas sensaciones a partir de la defensa y, luego, todo saldrá. En nuestros dos últimos partidos ha sido muy mala y a eso se deben las derrotas", aseguró el italo-argentino Pancho Jasen.

Los colegiales, al menos, han metido una buena noticia para subirse al tren con destino a la capital maña: el regreso del escolta esloveno Samo Udrih, dado de alta por los servicios médicos, que ha tenido actividad normal durante toda la semana. En el otro extremo, vuelve a caerse de la convocatoria el pívot eslovaco Martin Rancik.

Doscientos aficionados acompañarán al MMT Estudiantes en el pabellón zaragozano, donde los titulares del terreno todavía no conocen la victoria.