Quantcast

El Promesas buscará ante el Terrassa la primera victoria en casa

Pamplona, 31 oct (EFE).- Osasuna Promesas, tras caer derrotado por 3-0 en Badalona, regresa mañana al Reyno de Navarra para recibir al Terrassa (17.00 horas), con la obligación de doblegar al conjunto catalán para sumar la primera victoria en casa de la temporada y escapar de los puestos de descenso.

"El Badalona es un gran equipo y mereció el triunfo, aunque el marcador tan abultado no fue reflejo de lo que se vio en el campo. Lo que está claro es que cada partido que pasa es una oportunidad que perdemos y, ante el Terrassa, sólo vale ganar o ganar", ha reconocido a EFE el técnico del Promesas, Miguel Merino.

Ganar al Terrassa es la consigna a la que se aferra el filial 'rojillo' para escapar del penúltimo puesto en la clasificación -empatado a 8 puntos con el colista- y, para conseguirlo, vuelve a recurrir al talismán del Reyno de Navarra donde intentará lograr un triunfo en Liga como local que se le resiste desde hace seis meses.

"Cada partido es diferente y, aunque jugar en el Reyno no significa que vayamos a ganar, sí está claro que ante el Ibiza el equipo jugó a gusto e hizo goles, aunque no pudo sumar los tres puntos. Vamos a ver si se repite ese buen juego en el Reyno porque las sensaciones fueron buenas", ha justificado Merino, quien espera que el terreno de juego esté en buenas condiciones a pesar de las lluvias.

El técnico 'rojillo' es consciente de que ya se han disputado 10 jornadas y, si el Promesas quiere evitar los apuros del año pasado, deben hacerse fuertes en casa y tratar de que este partido sea el punto de inflexión para ir hacia arriba: "Somos un equipo filial y quizá es el peaje que tenemos que pagar en estas primeras jornadas".

"No obstante, el equipo está ofreciendo buenas sensaciones, poco a poco, va madurando y la victoria tarde o temprano tiene que llegar. Estamos trabajando psicológicamente con ellos para que la presión no les pase factura, pero también tenemos claro que en casa no podemos fallar más", ha subrayado Merino.

Para conseguir esa ansiada victoria, el Promesas debe superar al Terrassa, un rival que ocupa la octava posición en la tabla con 15 puntos y que ha ido de menos a más: "Empezaron mal, sumando tres derrotas consecutivas, pero han reaccionado".

"Se han recuperado y están haciendo buenos resultados, tanto en casa donde mantienen la consistencia, como fuera, donde lograron ganar al Sant Andreu. El Terrasa es un rival a tener en cuenta, pero nosotros no tememos a nadie, podemos jugarles de tú a tú y con esa intención vamos a saltar al Reyno", ha dicho Merino.

El conjunto que dirige Sergio Lobera ha cosechado dos victorias como visitante y, a juicio del entrenador 'rojillo', es en el aspecto ofensivo donde marca las diferencias: "Cuentan con jugadores de medio campo hacia adelante de mucha calidad y tienen peligro en la estrategia".

"Gente como Raúl Torres o Blas tienen mucha llegada y otros como José Ramírez -que es duda por lesión- o Jordi Martínez -que está sancionado- tienen gol. Además, el hecho de que ganaran al Sant Andreu fuera de casa, indica que también son fuertes defensivamente y les debemos respetar, aunque jugamos en casa y no podemos especular porque sólo nos vale ganar", ha insistido Merino.

Con el deseo de aprender de errores pasados y salir cuanto antes de la delicada situación que atraviesan, el entrenador del Promesas tiene claro cuáles deben ser las armas para doblegar al Terrassa: "Las clave está en mantener la portería a cero".

"En las primeras jornadas de Liga así lo hicimos y nos dio puntos, por tanto hay que volver a esa dinámica de consistencia atrás, porque nuestro juego de ataque es bueno y creamos ocasiones", ha apostillado Merino.

Para este importante encuentro será baja el delantero David Lizoáin -que jugará cedido en el Izarra hasta el 30 de junio de 2009-, así como Oier Sanjurjo y Jokin Esparza -probablemente convocados con el primer equipo-, mientras que el concurso de los delanteros Oscar Martín y Oscar Vega será dudoso hasta el último momento.