Quantcast

Lafita: "No creo en las estadísticas; cada partido es distinto"

A Coruña, 31 oct (EFE).- Angel Lafita, centrocampista del Deportivo de La Coruña, ha asegurado hoy que no se fía de la estadística del equipo gallego en las visitas al campo del Betis, rival al que se enfrentarán el domingo y ante el que sólo han perdido en dos ocasiones en las últimas diez temporadas.

"El del año pasado fue un partido bastante completo y es uno de esos campos que se nos da bien, pero la verdad es que no creo en las estadísticas. Cada partido es distinto y por eso va a ser diferente al del año pasado", comentó el futbolista del equipo coruñés, que se impuso la pasada campaña con un solitario tanto de Pablo Amo.

Además, el centrocampista zaragozano es consciente de la evolución del conjunto andaluz en los últimos encuentros, en los que ha conseguido tres victorias consecutivas, dos en Liga y una en la Copa del Rey.

"El Betis lleva una buena línea en los últimos partidos y es un encuentro complicado, porque en su estadio la gente está encima y el equipo anda bien", argumentó Lafita, que ve a sus compañeros más animados después del triunfo del pasado miércoles ante el Elche en la Copa del Rey (0-2).

"El partido de Elche fue positivo. Volvimos a marcar después de tanto tiempo, el equipo ganó, hizo buen juego, y hay que trasladarlo a la Liga. Esa competición es nuestro objetivo este año y nos jugamos tres puntos muy importantes, que nos situarían en la zona media de la tabla con más tranquilidad que la que hay ahora", dijo.

Además, el Betis, a juicio de Lafita, es uno de los equipos que luchará por los mismos objetivos que los deportivistas en el campeonato de Liga, por lo que un triunfo es, incluso, más importante.

"Vamos con la idea de que hay que ganar, porque tres puntos nos distanciarían de un equipo que está peleando por lo mismo que nosotros y, sobre todo, nos daría un golpe de moral importante en la Liga", apuntó.

El jugador maño, que desde mediados del pasado mes de septiembre arrastra molestias en la parte posterior de la rodilla, abogó por recuperar, sobre todo en el estadio de Riazor, la verticalidad que tuvo el equipo en la segunda vuelta de la pasada temporada.

"En casa, llevamos más el peso del partido; fuera, jugamos más a la contra, metiditos atrás y saliendo rápido al ataque y eso fue una de las cosas buenas que tuvimos el año pasado, esa verticalidad que supimos aprovechar. Es un estilo distinto al que hacemos en casa", comentó.