Quantcast

El campo del Girona reventará con la visita del Zaragoza

Girona, 31 oct (EFE).- El estadio de Montilivi de Girona vivirá mañana una gran fiesta con la visita del Zaragoza, un ex primera división, hecho que ha generado una gran expectación en la ciudad, donde se están celebrando las fiestas patronales.

Estos dos condicionantes son suficientes para garantizar que el estadio gerundense registrará el primer lleno absoluto desde que el equipo ascendió a la segunda división.

Además, el Zaragoza está en los puestos de privilegio de la clasificación y llegará con ganas de un triunfo que le asegure seguir allí.

El técnico del Girona, Raúl Agné, prepara cambios en el equipo catalán, sobre todo en la línea defensiva, donde dará entrada a Amantengui para ocupar el lateral izquierdo, lo que obligará a reconducir la posición de Migue, que en esta ocasión jugará de central haciendo pareja con Serra.

"Es el marco idóneo para un gran partido, fiestas y un rival de lujo. No podemos pedir más", ha asegurado el técnico gerundense. Por lo que se refiere al resto del equipo, este será similar al que ya ha venido jugando en las últimas jornadas.

El respeto por el rival no quiere confundirse en el vestuario del Girona como miedo al Zaragoza, como así ha señalado el defensa Gabri: "Hemos estudiado el juego del Zaragoza y también sus puntos débiles, que los tienen. Jugar a la contra puede ser nuestra mejor baza. No obstante, los dos equipos jugamos ligas diferentes, unos para subir y nosotros para mantenernos".

Mikel Amantegui, novedad en el once titular, ha asegurado que está motivado por su regreso y que coincida con la visita del ex primera división: "Es un buen día para jugar, porque el Zaragoza es un rival especial, superior al resto de equipos de la categoría. La clave pasa por frenar a Oliveira y Ewerthon, que son muy rápidos".

A pesar de la dificultad del choque, el Girona FC necesita de la victoria, después que los de Agné hayan acumulado siete jornadas sin saber lo que es ganar, de las cuales las cuatro últimas han sido empates. El ambiente de Montilivi, con cabida para poco más de siete mil espectadores, puede ayudar a conseguir tal premio.

Para el Zaragoza, el mayor peligro será que pueda caer en la relajación.

Esta situación ya ha sido avisada por el técnico zaragocista, "Marcelino" García Toral, que ve un claro problema en la posibilidad de que sus jugadores, una vez conseguido el primer objetivo que era colocarse en los puestos de ascenso, pudieran desconcentrarse al tener enfrente a un recién ascendido que no cuenta entre sus filas con jugadores de renombre.

El conjunto aragonés podrá contar desde el inicio del encuentro con su pareja de delanteros brasileño juntos, "Ewerthon" de Souza y Ricardo Oliveira, que son los máximos goleadores del equipo con cinco y siete goles marcados, respectivamente, y que por problemas de lesiones sólo han podido jugar juntos de inicio en tres partidos.

La principal novedad del conjunto zaragocista podría ser la presencia de los dos puntas brasileños, lo que dejaría fuera del equipo titular a "Braulio" Nóbrega.

También es posible que David Generelo ocupe el puesto de Antonio Hidalgo en el doble pivote.

Alineaciones probables:

Girona: Ponzo; José, Serra, Migue, Amantegui; Chechu, Matamala, Dorca, Xumetra; Raúl Martín y Gabri.

Zaragoza: López Vallejo; Pignol, Pulido, Pavón, Paredes; Arizmendi, Zapater, Generelo, Jorge López; Ewerthon y Oliveira.

Árbitro: Lizondo Cortés (C. Valenciano)

Estadio Montilivi, 18.00 horas.