Quantcast

Vallisoletano Pablo Martín se enfrentará a Moyà con la intención de "ganar"

Valladolid, 31 oct (EFE).- El tenista vallisoletano Pablo Martín Adalia, que actualmente ocupa el puesto 448 de la clasificación ATP, se enfrentará mañana a Carlos Moyà, número 42, en un partido de exhibición con motivo del centenario del Ayuntamiento de Valladolid y lo hará con la intención de "ganar".

Según explicó Martín durante la presentación de la competición, aunque el partido es de exhibición, él tiene "la intención de salir a disputarlo al máximo e intentar ganar a Carlos Moyà", con el que, recordó, se ha entrenado algunas veces, pero al que nunca se ha enfrentado en competición.

El tenista vallisoletano, que se entrena con William "Pato" Álvarez, ha subido desde el pasado mes de enero 400 puestos en el ránking profesional y ocupa, además, el puesto 308 en dobles, categoría en la que ha logrado en la presente temporada cinco títulos.

Por su parte, Carlos Moyà, que acude a Valladolid "de forma altruista", según confirmó el consejero delegado de Presidencia del Ayuntamiento, Fernando Rubio, empezó la temporada "con problemas físicos", tal y como apuntó su representante, José Manuel Suárez "Sumi".

"Ahora ya está recuperado de su lesión en el hombro y ya está pensando en la próxima temporada, por lo que está entrenando duro", puntualizó Suárez, quien confió en que el encuentro de exhibición de mañana, en el pabellón Pilar Fernández Valderrama, "sea un gran espectáculo".

Antes del encuentro ambos jugadores impartirán una clase magistral dirigida a los niños.

Para el tenista vallisoletano, de 20 años, será una bonita manera de darse a conocer en su ciudad, ya que ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria profesional en Andalucía y actualmente se entrena en Barcelona.

Su objetivo es meterse "entre los 100 mejores del ránking ATP", aunque dejó claro que no sabe cuándo: "Quizá en dos o tres años pueda conseguirlo, aunque es algo que no depende sólo de mí, pero cada día trabajo duro para alcanzar esa meta", concluyó.