Quantcast

James, Ming y Paul ejercieron de jugadores franquicia

Rubén Mantilla

Houston (EEUU), 31 oct (EFE).- Jugadores franquicia como el alero LeBron James, el pívot chino Yao Ming y el base Chris Paul permitieron el triunfo a sus respectivos equipos, Cavaliers de Cleveland, Rockets de Houston y Hornets de Nueva Orleans, en la última jornada de la NBA.

El entrenador "trotamundos" Larry Brown no pudo decir que no a la oferta del legendario Michael Jordan para que dirigiese a los Bobcats de Charlotte, pero James y el base Daniel Gibson tampoco le tuvieron consideración en el debut que hizo frente a los Cavaliers.

James, con 22 puntos y Gibson, que aportó 25, incluidos 20 en la primera parte, fueron los líderes que dirigieron el ataque de los Cavaliers para vencer por paliza de 96-79 a los Bobcats, que debutaron con Brown en la nueva temporada.

Los Bobcats, que tampoco pudieron conseguir un sólo triunfo en la pretemporada después de disputar ocho partidos, confirmaron que carecen de un estilo de juego definido y tampoco tienen profesionales que sean competitivos con los mejores equipos de la Conferencia Este.

James no sólo jugo bien en ataque sino que también aportó nueve rebotes y nueve asistencias en sólo 30 minutos que estuvo en el campo con los Cavaliers (1-1), que el pasado martes habían debutado en la temporada con una derrota de 90-85 frente a los Celtics de Boston.

Junto a James y Gibson (que anotó 4 de 6 triples y 10-14 en los tiros de campo), el base Mo Williams, su gran fichaje durante el descanso del verano, aportó 17 puntos con siete asistencias al encontrarse más cómodo e identificado con el juego de los Cavaliers, que lo hizo en el primer partido.

El escolta Jason Richardson, con 24 puntos, cuatro rebotes y cuatro asistencias, lideró a los Bobcats (0-1), que sólo tuvieron un 33,8 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 25 en los de larga distancia.

El pobre rendimiento de los Bobcats no sorprendió a Brown, quien nada más concluir la pretemporada, admitió que el equipo no estaba preparado para iniciar la temporada regular.

"No trato de poner excusas, pero no creo que estemos listos para competir con el resto de los equipos", declaró Brown, que volvió del retiró después que Jordan, dueño minoritario del equipo le pidiese que se hiciese cargo del equipo para despedir a Sam Vicent, su amigo y anterior elegido para el cargo, al que despidió después de una sola temporada de trabajo.

Llego el primer duelo tejano en la temporada y los Rockets con la combinación de Ming y el alero Ron Artest fueron los grandes triunfadores al derrotar por 112-102 a los Mavericks de Dallas, en el debut de su nuevo entrenador Rick Carlisle.

No importó que la pasada noche los Rockets debutasen en su campo del Toyota Center en un partido duro frente a los Grizzlies de Memphis. El equipo de Houston confirmó las buenas sensaciones y que si las lesiones respetan a sus jugadores claves puede llegar lejos.

De momento, su estrella el pívot Ming fue la figura del partido al conseguir 30 puntos con 13 rebotes, tres asistencias y puso dos tapones.

Ming, que jugó 41 minutos, estuvo acertado en los tiros de campo al conseguir 11 de 15 y 8-8 desde la línea de personal y ayudar a los Rockets a conseguir un 48,1 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 50 por ciento (7-14) de triples.

En ese apartado fue en el que destacó Artest, que aportó 29 puntos después de jugar 39 minutos y anotar 10 de 22 tiros de campo, incluidos 3 de 4 triples, y capturó siete rebotes.

Además Artest también fue el artífice de una racha de 16-2 que los Rockets (2-0) lograron en los últimos minutos del cuarto periodo cuando se rompió el marcador a favor del equipo de Houston.

Los Mavericks (0-1), a pesar de que tuvieron la aportación de 36 puntos y siete rebotes del alero alemán Dirk Nowitzki y otros 28 con 11 balones capturados bajo los aros de Josh Howard, no fueron suficientes para evitar la primera derrota de la nueva temporada.

Carlisle llegó a los Mavericks después que el dueño del equipo Mark Cuban despidió a Avery Johnson al quedar eliminados en la primera ronda de los playoffs de la pasada temporada.

Si en San Antonio el nuevo entrenador de los Suns de Phoenix, Terry Porter, tuvo la gran alegría de conseguir la victoria en su debut en la NBA, no le tocó la misma suerte cuando lo hizo ante los seguidores locales después de perder por 95-108 ante los Hornets.

El máximo responsable de la victoria de los Hornets y culpable de la derrota de los Suns fue Paul, que se quedó a sólo dos rebotes de su primer triple doble de la temporada después de conseguir 20 puntos, 10 asistencias y capturó ocho balones bajo los aros.

La victoria permitió a los Hornets conseguir una marca de 2-0 al comienzo de temporada después de haber ganado la pasada noche a los Warriors de Golden State para registrar el mejor comienzo de liga de su historia.

El escolta Morris Peterson fue el máximo encestador del equipo al conseguir 21 puntos, mientras que el alero serbio Peja Stojakovic llegó también a los 20 tantos antes de abandonar el campo al comienzo del cuarto periodo con una torcedura del tobillo derecho.

La victoria fue también la quinta consecutiva que consiguieron los Hornets en los duelos contra los Suns, a los que la pasada temporada ganaron las cuatro veces que se enfrentaron.

Aunque el base canadiense Steve Nash no perdió el duelo individual con Paul, al conseguir 24 puntos y nueve asistencias, no pudo evitar la primera derrota de los Suns, pésimos en el control de balón, al perderlo 24 veces que se transformaron en 21 puntos para los Hornets.