Quantcast

Nadal avanza a cuartos de final a costa de Monfils

Luis Miguel Pascual

París, 30 oct (EFE).- Rafael Nadal se antepuso a la hostilidad del público y avanzó a cuartos de final del torneo de París-Bercy, el último Másters Series de la temporada, tras derrotar al francés Gael Monfils, el héroe local, por 6-3, 6-2.

Hora y media de juego precisó el número uno del mundo para acabar con el jugador parisino y ganarse el derecho a una nueva ronda, donde su rival saldrá del duelo entre el ruso Nikolay Davydenko, sexto cabeza de serie, y el checo Thomas Berdych.

Por segunda jornada consecutiva, el mallorquín sacaba de la pista a un jugador local. Contra Florent Serra el público se inclinó ante la lógica, pero en Monfils habían depositado más esperanzas.

El choque entre Nadal y Monfils había sido presentado como el partido de la jornada. Dos representantes de la generación del 86 con trayectorias bien diferentes se encontraban por tercera vez en su carrera en el mejor año de sus vidas.

Los duelos entre ambos siempre se han decantado del lado del mallorquín. Hasta esta noche en Bercy, el parisino había ganado nueve juegos al español. Sumó otros cinco.

La diferencia entre ambos fue brutal. El número uno del mundo apenas tuvo que forzar la máquina frente al 16, que contó con el calor del público, una baza que en ocasiones pareció pasarle factura en forma de exceso de responsabilidad. En cada momento clave, cuando parecía tener a Nadal contra las cuerdas, cometía errores y daba facilidades al español para salir vivo.

Nadal no desperdició los regalos y les sumó algunas dosis de su talento para acertar cuando camina por el filo de la navaja. Con eso poco acalló a un público que veía como se quedaba con un francés menos en el torneo.

Rompió en el sexto juego del primer set y se lo anotó sin historia. En el segundo salió dispuesto a tardar menos, se adjudicó el servicio del francés en el tercer juego y, aunque Monfils tuvo hasta cinco ocasiones de recuperarlo en el siguiente, el partido estaba ya de cara para el español.

El francés se desesperaba mientras Nadal le volvía a robar el saque. El público quería alargar el partido a base de ruido pero la suerte estaba echada. La segunda bola de partido la sacó el francés de la pista. Nadal prosigue en la tierra de Monfils.

Es ya el último español que queda en el torneo, puesto que Fernando Verdasco cayó contra el escocés Andy Murray por 6-3, 7-6(6).

Poco pudo hacer el madrileño contra un tenista en plena forma, cuarto cabeza de serie y que se ha puesto como objetivo en París su tercer Másters Series consecutivo. Algo que ningún otro hombre ha logrado nunca en un mismo año.

Pese a todo, Verdasco lo intentó y a punto estuvo de ganar la segunda manga, que cedió en un disputado juego de desempate que cayó del lado escocés.

El próximo rival de Murray será el argentino David Nalbandian, octavo favorito, que tiene sus propios argumentos para ganar. Es el defensor del título y empieza a parecerse al del final de la pasada temporada, cuando además de París, se hizo con el Másters Series de Madrid.

El cordobés recuerda todavía que ganó a Murray en Wimbledon de 2005 y no ha olvidado que entonces era un jugador de 18 años con mucho talento. Tres años más tarde le ha sumado un carácter ganador.

Su plaza en cuartos se la ganó Nalbandian a costa de su compatriota Juan Martín del Potro (6-4, 6-0), contra quien jugaba por tercera vez en tres semanas. Poco le importó al cordobés que su compañero de Copa Davis perdiera opciones de clasificarse para la Copa Máster de Shangai.

Tampoco demostró piedad un Roger Federer que sólo cedió siete juegos ante Marin Cicil, 25 del mundo, al que derrotó por 6-3, 6-4 para acallar las voces que hablan de su pretendida fatiga.

El número dos del mundo se medirá contra el estadounidense James Blake, que todavía corre tras sus opciones de clasificarse para Shangai.

Aunque el suizo ha ganado ocho veces a Blake, guarda los rasguños de su último duelo, cuando le venció en los cuartos de final de los Juegos de Pekín.

El otro puesto en la final se lo disputarán el estadounidense Andy Roddick, séptimo cabeza de serie, y verdugo del francés Gilles Simon (6-3, 7-5), y el galo Jo-Wilfried Tsonga, autor de la sorpresa del día, al dejar en la estacada al serbio Novak Djokovic (6-4, 1-6, 6-3), tercero del mundo.