Quantcast

La Copa anima al Athletic de cara a la visita del Villarreal

Ramón Orosa

Bilbao, 30 oct (EFE).- La Copa del Rey ha animado al Athletic Club de cara a la visita liguera del Villarreal a San Mamés, un partido que se veía hasta con temor en Bilbao ante el poderío del equipo castellonense y la mala trayectoria liguera rojiblanca.

La cuatro derrotas seguidas que acumulaba el Athletic hasta el choque copero ante el Recreativo, al que ganó por 2-0, y la penúltima posición en la tabla que ocupa no eran el mejor aval para acometer el último de los partidos que contempla el exigente tramo del calendario que empieza con el Sevilla, continúa con el Barcelona y el Real Madrid, y termina con el Villarreal.

Pero, cosas del fútbol, lo que no ayer era negro hoy no lo es tanto. Un solo día ha cambiado mucho las cosas, sobre todo las sensaciones, de cara al partido del sábado.

Lo han hecho porque el Athletic, salvo cierta zozobra en los últimos minutos por la ansiedad que le entró de no perder lo mucho ganado anteriormente, solventó con eficacia y hasta buen juego por momentos un encuentro que no acabó de rematar pero que le deja la eliminatoria muy encarrilada de cara a la vuelta en el Nuevo Colombino.

Y también porque el varapalo sufrido en El Ejido (5-0), además de dejarle casi imposible la clasificación para octavos, certificó el derrumbe en la última semana de la defensa amarilla, que ha pasado de una solidez a prueba incluso de Liga de Campeones a mostrar una grieta casi descomunal.

Los 12 tantos recibidos en tres partidos (3 del Aalborg, 4 del Atlético de Madrid y 5 del Polideportivo Ejido) contrastan con los 3 que había encajado en los ochos anteriores y dan alas a un Athletic que, en dinámica totalmente contraria, ha marcado tantos goles en los dos últimos encuentros, 4, que en los siete anteriores.

El equipo bilbaíno se ve así reforzado tras su primera comparecencia copera de la temporada, en la que ha continuado con la línea de mejoría en el juego, que no en los resultados, demostrada ante Barça y Madrid. Frente a ambos salió derrotado por un gol de diferencia pero dando la cara, no como cuando perdió por 4-0 en el Sánchez Pizjuán antes del último parón liguero.

Habrá que ver, no obstante, si la mejora le da al Athletic para hacer frente a otro de los ahora grandes de la Liga, que seguro llegará a Bilbao avisado de lo que le puede pasar cuando se baja la guardia.