Quantcast

Rogge aumentará los controles de dopaje "selectivos" si es reelegido

Bruselas, 30 oct (EFE).- El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, ha afirmado hoy que aumentará los controles de dopaje "selectivos" si es reelegido para su cargo en 2009, cuando finaliza su presente mandato.

"Mi principal motivación para presentarme a la reelección es continuar la lucha contra el dopaje", dijo Rogge, en una rueda de prensa en la sede del Comité Olímpico Belga en la que explicó el "porqué" de su candidatura, ya anunciada la semana pasada.

Rogge, que relevó a Juan Antonio Samaranch al frente del COI en 2001, anunció su intención de "aumentar el número de los análisis de dopaje y mejorarlos".

Subrayó que su intención es efectuar "más controles selectivos" en las próximas citas olímpicas.

Este tipo de controles, que ya realiza el COI, son "mucho más efectivos" que los aleatorios, afirmó Rogge, que precisó que la selección de los deportistas de los que se tomarían muestras "se hará según criterios de sospecha, y nunca en función del nombre".

El control selectivo se aplica a deportistas "que han conseguido resultados excepcionales o progresos increíbles en poco tiempo, y a aquellos que han participado en pocas pruebas a lo largo de la temporada, lo que podría significar que tienen miedo a ser controlados", explicó.

Además, Rogge quiere que en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 "se superen los 5.000 controles", frente a los 4.700 que se realizaron en los Juegos de Pekín.

El presidente del COI recordó que todas las muestras de sangre y orina recogidas en los últimos Juegos se acaban de trasladar a Lausana (la localidad suiza donde tiene su sede el COI), donde serán analizadas por segunda vez "para asegurar la calidad" de los resultados.

Rogge también se refirió a algunos de los "desafíos" a los que hará frente en caso de ser reelegido, entre los que citó la crisis económica, el mantenimiento de los Juegos Olímpicos como "cita de máxima relevancia mundial" o "la recuperación del interés de los jóvenes" en el deporte olímpico.

Sobre la crisis financiera actual, el mandatario del COI afirmó que dicho organismo "tiene sus cuentas sólidas como una roca", gracias a que ya ha firmado contratos televisivos hasta 2012.

No obstante, Rogge admitió que el mundo del deporte "se verá sin duda afectado" por la desaceleración, por ejemplo, por la menor afluencia a los espectáculos deportivos.

"Espero que los gobiernos mantengan su apoyo al deporte pese a la incertidumbre económica", añadió Rogge.

Con vistas a la elección de la ciudad que organizará los Juegos en el año 2016, afirmó que los cuatro candidatos -Madrid, Río de Janeiro, Tokio y Chicago- han afirmado recientemente "que la crisis no tendrá ningún efecto sobre sus proyectos".

Asimismo, Rogge se mostró dispuesto a mantener el actual número de disciplinas olímpicas y de deportistas participantes -28 y 10.800, respectivamente-, por tratarse de unas cifras "manejables".

Preguntado sobre qué dos nuevos deportes tienen más posibilidades de ser incluidos en los próximos Juegos de entre los siete candidatos (rugby, golf, kárate, béisbol, sóftbol, patinaje sobre ruedas y squash) el mandatario dijo que se elegirá "según su universalidad, atractivo y respeto de los valores olímpicos".

Rogge se presentará a la reelección en octubre de 2009 en la 121 reunión del COI, que se celebrará en Copenhague y en la que también se designará la sede de los Juegos de 2016.