Quantcast

Los modestos deberán demostrar también fondo físico en este "calcio non stop"

Roma, 30 oct (EFE).- Sin haber aún descansado de la novena jornada del campeonato italiano, los modestos Nápoles y Udinese deberán ahora demostrar el próximo domingo que también tienen fondo físico para aguantar el empuje del Milán por alzarse al primer puesto de la clasificación.

El azar ha querido que el Nápoles, primero ahora de la tabla junto al Udinese con 20 puntos, se bata el cobre con el tercero en cuestión, uno de los grandes del fútbol italiano, el Milán de Carlo Ancelotti, cuando tan sólo les separa un punto en la clasificación.

Como en la época del astro Diego Armando Maradona, el Nápoles tiene ahora su propia estrella argentina, Germán Denis, quien este miércoles se encargó él solo de borrar del campo a la Reggina y de hacer que el próximo partido frente al Milán sea un auténtico "desafío por la liga", como apunta hoy "La Gazzetta dello Sport".

En el Milán todo es optimismo después de la victoria ante el Siena y, sobre todo, después de haber dejado en el camino al Inter del portugués José Mourinho.

"La rivalidad con el Inter existe. Pero estar delante no nos da satisfacción. Estoy satisfecho porque jugamos bien", ha dicho Ancelotti de su eterno rival milanés, cuyo técnico no dudó recientemente en criticar públicamente las actitudes de algunos jugadores de su equipo.

Sin embargo, tras el nuevo empate de este miércoles, Mourinho ha moderado su tono y ha asegurado que no tiene "nada que reprochar a su equipo" por el resultado ante el Fiorentina, lo que puede ayudar a que el Inter vuelva a encontrarse con el gol y consiga ganar al farolillo rojo de la clasificación, el Reggina.

Este será uno de los partidos adelantados de la jornada al sábado. El otro, enfrentará al Juventus contra el Roma en el Olímpico de Turín, sin aficionados visitantes por el alto riesgo que comporta este choque entre dos equipos que llegan en momentos distintos.

El Juventus afronta la décima jornada cerca de los puestos europeos con un despegue iniciado tras la victoria al Real Madrid en Liga de Campeones, mientras que el Roma llega en la parte baja de la tabla, aunque con un partido menos por la suspensión de este miércoles por la lluvia de su encuentro contra el Sampdoria.

Ya el domingo, el otro líder de la clasificación, el Udinese, deberá hacer frente al Génova, que se encuentra un puesto por delante del Juventus en la clasificación y que está confiado después de haber cosechado tres puntos en la novena jornada frente al Catania.

"Sienta bien estar en cabeza, pero somos realistas, hay grandes equipos por detrás", ha comentado el técnico del Udinese, el italiano Pasquale Marino, en un ejercicio de humildad y realismo que le hace mantenerse cauto ante el buen momento que vive el equipo.

El último rival del Udinese, el Catania, viajará a Roma para enfrentarse al Lazio, que parece haber resurgido de ese letargo en el que se encontraba con la victoria ante el modesto Chievo, victoria que, por cierto, tuvo que sudar con una remontada gracias a un gol en propia puerta del rival.

El Catania, que empuja también hacia arriba en la clasificación de la primer división italiana, quiere quitarse el mal sabor de boca de su encuentro frente al líder con el Lazio y para ello deberá usar de nuevo su arma secreta: los siete argentinos y el uruguayo con los que cuenta en sus filas.

El Chievo, por su parte, penúltimo en la clasificación, visitará al Palermo en su propio campo, mientras que el Sampdoria, el otro perjudicado por la insistente lluvia que cayó este miércoles sobre Roma, recibe en casa al Turín.

El Atalanta, víctima precisamente del Turín en la última jornada, se verá las caras con un Lecce que se mueve en el medio de la tabla y que no pudo conseguir más que un empate frente al Palermo. Por su parte, el Cagliari recibirá en casa al Bolonia.

Jornada 10a del campeonato:

Reggina-Inter (sábado, 17.00 GMT); Juventus-Roma (sábado, 19.30 GMT); Atalanta-Lecce, Cagliari-Bolonia, Lazio-Catania, Palermo-Chievo, Sampdoria-Turín, Siena-Fiorentina y Udinese-Génova (domingo, 14.00 GMT); Milán-Nápoles (domingo, 19.30 GMT).