Quantcast

Concejala de Vigo a la Antártida para llamar atención sobre cambio climático

Santiago de Compostela, 30 oct (EFE).- La montañera Chus Lago, concejala de Medio Ambiente de la ciudad de Vigo, saldrá mañana hacia la Antártida para cubrir una expedición de 1.200 kilómetros en solitario con la que pretende "llamar la atención de la sociedad" sobre el cambio climático.

Un viaje a Groenlandia, en el que pudo comprobar cómo el deshielo se había acelerado en los últimos años a causa de la elevación de las temperaturas, motivó la expedición.

Lago dijo a Efe que como concejala de Medio Ambiente y como deportista que siempre ha estado en contacto con la naturaleza estima que ésta es "una oportunidad que hay que aprovechar" para concienciar a la sociedad.

La concejala tuvo que aplazar la expedición el pasado año, debido a que las fechas inicialmente previstas coincidían con el pleno para la votación municipal del Plan General de Ordenación Municipal de la ciudad y su presencia era fundamental para la aprobación del texto.

La expedición partirá desde una zona al nivel de mar, coincidiendo con el Polo Sur geográfico, hasta alcanzar la meseta.

En el recorrido las temperaturas oscilarán entre los 20 y 40 grados bajo cero, a pesar de que coincide con el verano antártico, y la sensación térmica podría ser incluso menor en función del viento.

Lago afrontará en solitario los dos meses en la Antártida, con la única compañía del trineo en el que llevará todo lo necesario para "ser lo más autónoma posible": un botiquín, una tienda de campaña, comida y prendas de abrigo.

La alpinista indicó a Efe que hace tres años que prepara la prueba, por lo que ya ha visitado algunas zonas polares para prepararse físicamente para la expedición y ajustar el peso que debe transportar en su trineo.

La deportista, cuarta mujer en el mundo y primera española que escaló el Everest, confía en que la suma de experiencias adquiridas en expediciones anteriores la capaciten para superar la prueba.

Respecto a este reto el alcalde de Vigo, Abel Caballero, aseguró ayer que la concejala dedica a una causa "muy noble" los dos meses de vacaciones acumulados desde el pasado año y se mostró "orgulloso de que vaya a ser un símbolo de la lucha contra el cambio climático", a pesar de que le ha aconsejado personalmente que no vaya porque considera que "su vida corre peligro".