Quantcast

Davidson reitera su intención de comprar el Mallorca a pesar del retraso

Palma, 29 oct (EFE).- El empresario británico Paul Davidson ha pedido disculpas por la confusión causada por el aplazamiento de la firma de compra del Mallorca, prevista para hoy, ha reiterado su intención de comprar el club y ha explicado el retraso por la dificultad para reestructurar la financiación de la operación.

Davidson ha asegurado en un comunicado que debido a "las imprevisibles circunstancias de la economía global, durante las últimas 72 horas ha resultado necesario reestructurar la financiación" para la compra del Mallorca.

El empresario ha calificado la incidencia de "pequeño retraso" y ha afirmado que "no habrá ningún problema" para obtener los fondos para la transacción.

"He dado instrucciones a mis abogados para que preparen un acuerdo de ampliación del plazo de 10 días hábiles para el pago del Club. Entiendo que así lo acordarán con los abogados del señor Grande", ha manifestado Davidson en su escrito.

El británico ha reiterado su confianza en que el retraso no impedirá la adquisición.

"Es importante para mí asegurar a los seguidores del Real Mallorca, a los jugadores, al equipo técnico, a los actuales propietarios y a todos los profesionales encargados de la administración del Club, que mi intención sigue siendo comprar el club, y que el Real Mallorca, bajo mi custodia, tenga un futuro sólido y brillante, tanto dentro como fuera del campo", ha asegurado Davidson.

El empresario inglés se había comprometido a abonar 38 millones de euros por medio de un ingreso bancario, y hoy expiraba el plazo que se había dado para concretar la operación de compraventa del 92 por ciento del capital social del Mallorca.

El titular del Juzgado de lo Mercantil 1 de Palma, Víctor Fernández, ya había autorizado el acuerdo alcanzado entre Grande y Davidson, por el cual, el primero vende al segundo el 92 por ciento del capital social de la entidad por 38 millones de euros.

Grande, Davidson y sus abogados han mantenido diversas reuniones para cerrar las condiciones de compraventa del Mallorca, que cuando se lleven a cabo, supondrán que el Mallorca pasará a ser controlado por un empresario extranjero por primera vez en su 96 años de historia.

El presidente del Mallorca presentó el pasado mes de junio un concurso de acreedores para catorce de sus empresas y a título personal con un pasivo superior a los 800 millones de euros, y sólo dejó al margen de la acción judicial al club balear, del que poseía el 93 por ciento de su capital social a través de la sociedad Binipuntiró.