Quantcast

Padre de Hamilton o de Massa podrían dar el banderazo final en Interlagos

Río de Janeiro, 29 oct (EFE).- La organización del GP de Brasil de Fórmula 1 anunció hoy que invitará a los padres de Lewis Hamilton y Felipe Massa, los dos candidatos al título, para que den el banderazo final en la carrera del próximo domingo en el circuito paulista de Interlagos.

"Aunque no sea una cosa muy común en la mayoría de los países europeos, los brasileños y los ingleses son gente muy familiar, así que sería una cosa muy especial si los padres pudiesen participar de alguna manera", afirmó hoy a periodistas Carlos Roberto Montagner, director de la prueba.

El escogido para agitar la bandera cuadriculada será el padre del piloto que esté en primer lugar en la carrera y que se supone puede ser Hamilton o Massa, los dos pilotos más regulares de la temporada.

"Vamos a invitar a los padres de Felipe Massa, Luiz Antonio y Ana Elena, y a Anthony y Nicholas, padre y hermano de Lewis Hamilton", agregó Montagner, según indicó el portal electrónico 'Gazetaesportiva.net'.

La idea de la organización es que, independientemente de quién sea el campeón de la temporada, uno de los dos progenitores sea el que dé el banderazo final a la carrera.

En anteriores ediciones, otras personalidades brasileñas como Pelé (en 2002, aunque se retrasó y sacó la bandera cuando el ganador ya había cruzado la línea de meta) o la modelo Gisele Bündchen (en 2004) ya dieron el banderazo final a la prueba.

El Gran Premio de Brasil, última prueba de la temporada, definirá al campeón de la temporada de la Fórmula 1, en la que sólo Hamilton y Massa llegan con posibilidades de alcanzar el título.

Al piloto de McLaren, líder del campeonato con 94 puntos, le basta con un quinto puesto aunque Massa logre la victoria para ser campeón, o con un séptimo lugar si su rival termina segundo.

Por su parte, el piloto brasileño de Ferrari, segundo en la clasificación con 87 puntos, necesita la victoria y que Hamilton termine sexto o peor clasificado, o bien terminar segundo y que su rival no llegue a la séptima posición.