Quantcast

Nadal gana sin forzar y Ferrer tira por la borda su billete a Shangai

París, 29 oct (EFE).- Rafael Nadal solventó sin problemas su primer choque en el torneo de Bercy, último Másters Series de la temporada, que sirvió de escenario para que David Ferrer enterrara sus opciones de entrar directamente en la Copa Máster de Shangai.

El valenciano cayó derrotado en segunda ronda frente al alemán Philipp Kohlschreiber, 30 del mundo, por 6-3, 6-2, por lo que ya no puede sumar puntos en la carrera de campeones para mejorar su actual noveno puesto.

Ferrer deberá aguardar en el banquillo a alguna baja de última hora para sacar billete a Shangai.

Su final de temporada ha sido una losa para un jugador que en febrero pasado ostentaba con orgullo el puesto de cuarto mejor jugador del mundo.

Sus resultados se fueron deteriorando y comenzó una pronunciada caída en le ránking. En los Juegos de Pekín fue eliminado en primera ronda por el serbio Janko Tipsarevic y confesaba que estaba atravesando el peor momento de su carrera. Los resultados le fueron dando la razón.

En París era quinto favorito pero se marchó sin ganar ningún partido. Apático, el valenciano puede incluso despedirse de la temporada, porque su puesto en el equipo español de Copa Davis para la final contra Argentina no está asegurado.

En contraste con la caída de Ferrer, Nadal recuperó parte de su tenis y su confianza. Física y mentalmente fatigado por una larga temporada que le ha encaramado hasta el número uno del mundo, el mallorquín necesitó poco para ganar a un Florent Serra que le robó más juegos que en los cinco set que habían disputado con anterioridad. Nadal acabó ganando por 6-2 y 6-4.

El español reconoció que en este final de temporada es difícil encontrar las fuerzas para afrontar los partidos al cien por cien. Y la motivación mental. "Lo suples con ilusión", aseguró, pero reconoció que no siente la presión de los resultados como en otros momentos de la temporada.

"Si ganas, bien, pero si pierdes no pasa nada, la temporada está más que bien", indicó antes de afirmar que peleará "hasta el último punto del último torneo".

Nadie lo pone en duda, pero el mallorquín parece tener la vista puesta lejos de París. "Es el último torneo obligatorio y en este final de temporada lo importante es disfrutar, no obsesionarse con los títulos", afirmó.

Shangai y la final de la Copa Davis parecen dos caramelos más apetecibles para el número uno del mundo. El año pasado llegó a la final de París y su carácter combativo le empujarán a seguir luchando, pero sin la presión de otros momentos de la temporada.

La jornada acabó también con las esperanzas de la pareja española formada por Feliciano López y Fernando Verdasco, que perdieron contra el combinado polaco formado por Mariusz Fyrstenberg y Marcin Matkowski por 7-6(0), 6-2. Ferrer también perdió en dobles junto con el argentino José Acasuso. Les derrotó la pareja formada por el sueco Simon Aspelin y el austríaco Julian Knowle por un doble 6-2.