Quantcast

El Bizkaia Arena se volverá a llenar este domingo ante el Bruesa

Bilbao, 29 oct (EFE).- El Bizkaia Arena, pabellón del Bilbao Exhibition Centre (BEC) al que se desplaza el Iurbentia Bilbao Basket en partidos de gran atractivo para su afición, se volverá a llenar este domingo ante el Bruesa GBC, según ha informado hoy el club bilbaíno.

La entidad que preside Xabier Jon Davalillo ya ha vendido más 9.000 entradas -5.000 estaban destinadas a sus abonados- y está segura de despachar en los próximos días las otras 1.000 que aún le quedan -de entre 25 y 40 euros- para completar el aforo preparado de 10.200 localidades. Entre los que han adquirido su entrada se encuentran de 500 a 700 seguidores del conjunto donostiarra.

Los aficionados del conjunto bilbaíno también pueden adquirir un bono para presenciar los cuatro partidos de la temporada regular que acogerá este año el Bizkaia Arena por precios desde 80 euros.

De cara al choque del domingo, el capitán del Iurbentia, Javi Salgado, ha destacado la importancia de romper con la racha de tres derrotas consecutivas que ha sufrido su equipo. "No es que estemos contra las cuerdas ni mucho menos, pero tenemos que romper cuanto antes esta racha", ha apuntado.

Salgado, que vaticina "un derbi difícil y caliente", ve complicado "fijarse en un solo jugador" del Bruesa ante lo extenso de su plantilla.

"Isaac López y Panko están a un gran nivel en la línea exterior, donde Sergio Sánchez y Uriz dan mucha solidez al equipo; luego, por dentro, tienen gente muy veterana y muy contrastada, como Hopkins, Roe, Marconato y Doblas", ha repasado Salgado.

En definitiva, el base bilbaíno ha considerado al Bruesa "un equipo largo, con muchos jugadores que imprimen mucho ritmo al partido".

Salgado, que se ha recuperado ya de los problemas de salud que le impidieron entrenar el lunes, mantiene un grato recuerdo del triple lejano sobre la bocina con el que decidió hace dos temporadas el único precedente de este partido en Bilbao, en aquella ocasión disputado en La Casilla.

"Lo recuerdo y sé que mucha gente se acuerda también. Fue un momento bonito para nosotros, pero que evidenció que ese partido no lo jugamos nada bien. De hecho, estuvieron a punto de ganarnos. Esperemos que este año no tengamos que llegar a un triple o una jugada tan extrema, aunque, si sirve para que ganemos, bienvenido sea", ha explicado.