Quantcast

Bestit quiere aplicar a la natación el modelo del waterpolo y la sincronizada

Barcelona, 29 oct (EFE).- Copiar los exitosos modelos del waterpolo y la sincronizada y aplicarlos en la preparación de los nadadores es el principal objetivo que se ha marcado Lluís Bestit (Barcelona, 23-07-1945), si el próximo 22 noviembre resulta elegido nuevo presidente de la Real Federación Española de Natación (RFEN).

En una entrevista concedida a EFE, Bestit repasa los aspectos más relevantes de su programa, que incide en la necesidad de dar un giro a la natación, el talón de Aquiles de los deportes acuáticos en España.

Uno de los aspectos por los que apuesta Bestit es por la aplicación de la ciencia y las nuevas tecnologías en los entrenamientos de los nadadores.

"En waterpolo ya las aplicamos y ya hace un tiempo que lo hacemos en la 'sincro'. Ahora es el momento de hacerlo también en la natación. Hemos hablado de ello con el Consejo Superior de Deportes y está de acuerdo en que hay que evolucionar en este tema", ha explicado.

La falta de experiencia internacional es otro de los motivos por los que, según Lluís Bestit, los nadadores españoles no son competitivos.

"Desde los LEN Trophy o las Copas de Europa, los waterpolistas han tenido contacto internacionales, midiéndose constantemente a serbios, húngaros, croatas, etc. Las chicas de la sincronizada participan continuamente en 'stages' internacionales. Con los nadadores debe ocurrir lo mismo: deben participar en competiciones internacionales, concentraciones, entrenamientos, nadar con sus rivales, tocarlos, medirse a ellos. Si se desea mejorar, eso es algo absolutamente necesario", señala.

Bestit, que actualmente es vicepresidente de la Española y presidente de la Catalana, admite que el cambio en la dirección técnica de la natación, con el fichaje de Maurizio Coconi, "no ha dado los resultados esperados" y que, por eso, el italiano no seguirá en el cargo si él gana la elecciones.

El elegido será Antonio Oca, autor del último plan estratégico de la natación de la RFEN, que deberá trabajar, desde la base, y en estrecha colaboración con los clubes, en un programa a cuatro años vista y que tendrá su punto y aparte en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

"Queremos poner nuestros programas al servicio de los clubes. Que sus nadadores de elite tengan todas las facilidades para acceder a los centros de tecnificación, abrirles las puertas y poner a su disposición todos los medios científicos y tecnológicos para que puedan progresar. Queremos una relación estrecha con todos ellos, y el nuevo director técnico debe coordinar todos estos aspectos", ha explicado.

En lo referente al waterpolo y a la natación sincronizada, Bestit desea aplicar la máxima de "lo que funciona, no lo toques". Así, Rafa Aguilar seguirá al frente de la selección masculina de waterpolo, Vicenc Tarrés renovará como técnico del waterpolo femenino y Anna Tarrés seguirá siendo la responsable de la 'sincro'.

Eugeni Ballarín continuará al mando de la especialidad de aguas abiertas y Manolo Gandarias de los saltos, aunque el candidato pretende "dotar de un mayor número de instalaciones" a esta última disciplina, actualmente huérfana de saltadores de nivel, principalmente por una falta de infraestructuras.

En su lucha por relevar a Juan Koninckx al frente de la RFEN, este médico barcelonés y ex waterpolista olímpico tendrá como único rival a Fernando Carpena, presidente de la Madrileña, que lidera la candidatura denominada 'Unidos por el Cambio'.

Sin embargo, Lluís Bestit recuerda que Carpena ya estuvo en la Federación Española como máximo responsable de la natación durante cuatro años (entre Atlanta'96 y Sydney'00) "y tampoco desatascó" esta especialidad, que parece vivir históricamente encallada en la mediocridad de sus resultados.

El catalán, en cambio, recuerda su eficiente gestión al frente del waterpolo español en los últimos años y su "importante experiencia" en la alta dirección.

"Llevo 16 años en la Federación Española, 15 en la LEN (Federación Europea), 14 en la Federación Catalana y otros 10 en la FINA (Federación Internacional). He tenido la suerte de haberme encontrado por el camino gente muy importante que ha creído en mí y lo único que quiero es devolver al deporte todo lo que me ha dado", ha sentenciado.