Quantcast

El juicio por el caso Baena se retomará el 28 de noviembre

Barcelona, 28 oct (EFE).- El juicio por el caso Raúl Baena, jugador del Espanyol a quien el Barcelona reclama tres millones de euros en concepto de la cláusula de rescisión de contrato, se reanudará el próximo 28 de noviembre, según ha decidido la jueza

La ausencia de Horacio Gazzoli, representante de Baena, ha provocado que la jueza tomara esta decisión. La sesión de hoy ha servido para que ambas partes expusieran y defendieran sus motivos aunque, obviamente, todavía no hay una decisión final.

La defensa de Baena ha intentado demostrar que la cláusula de tres millones de euros es abusiva. El futbolista, en su última temporada en el Barça, cobraba 190 euros mensuales y disponía de un montante de 300 euros para que sus padres pudiesen visitarle y alojarse en Barcelona. Ahora el club azulgrana le reclama tres millones de euros.

"Espero que la jueza nos dé la razón. Es una situación delicada, porque nunca he tenido un problemas como éste. Lo que piden es abusivo y no tiene ni pies ni cabeza", ha subrayado el futbolista al término de la vista.

El jugador, que la pasada temporada firmó por el Espanyol después de pagar la cláusula de 30.000 euros, ha insistido en que firmó por el Barcelona para consolidar su proyección y ha explicado que nunca fue a las oficinas del club a reclamar un aumento de sueldo o similar.

Por su parte, el Barcelona ha defendido que el contrato realizado a Baena es común y que no es negociable una vez se ha firmado. Asimismo, ha dejado claro que el contrato se lee a las partes implicadas antes de rubricar el acuerdo.

El presidente del Barcelona, Joan Laporta, no ha declarado en el juicio porque consideraba que Josep Llorca, responsable de gestión del fútbol base del club barcelonés, estaba más capacitado para defender los intereses de la entidad azulgrana.

Esta decisión no ha gustado mucho a Felipe Izquierdo, el abogado de Baena. El abogado entendía que Laporta, como presidente del Barcelona, debe conocer lo que sucede en su club. "Si estoy aquí para que me insulte este señor, mal vamos", le ha respondido el máximo mandatario azulgrana.

"Es lamentable el 'show' que quiere montar este señor", ha dicho posteriormente Laporta. Antes de abandonar la sala deseó suerte al futbolista a quien, no se puede olvidar, le reclama tres millones de euros en concepto de cláusula de rescisión.

"Él ha dicho que desconocía todos estos temas y yo le he respondido que en las asambleas que él preside se presentan unas memorias y unos balances. Si se pagan o cobran tres millones de euros tienen que figurar y él lo tiene que saber", ha indicado al final Izquierdo.