Quantcast

Entre el olvido local y la ilusión catalana

Vigo-Barcelona, 28 oct (EFE).- Celta y Espanyol afrontan los dieciseisavos de final de la Copa del Rey de forma distinta, desde el olvido los gallegos y desde la ilusión los catalanes.

La Copa es algo secundario para el Celta, que se centra en mejorar su clasificación en la Segunda División, aunque sigue al borde de los puestos de descenso.

El técnico, Pepe Murcia, reservará a algunos de sus mejores hombres para el choque del próximo domingo, en el que visitará Balaídos el actual líder de segunda, el Salamanca.

La principal duda reside en saber si Murciai volverá a echar mano del esquema con tres centrales, que le sirvió para eliminar a la Real Sociedad en esta competición, o si por el contrario prefiere dar continuidad al esquema del pasado domingo, que de momento ha aplazado el debate sobre su continuidad en el banquillo celeste.

Dando por hecho de que bajo los palos actuará el portero suplente en Liga, Falcón, lo mas probable es que Murcia arme un equipo formando un 4-2-3-1 con Edu Moya, sancionado en Liga, formando la defensa junto a Peña, Rubén y Roberto Lago, que ha pasado de titular indiscutible en pretemporada a no contar en absoluto. Por delante, Renán y Rosada se perfilan como mediocentros, teniendo por delante a los dos jugadores de banda con menos minutos, Dani Abalo y Danilo, y en punta de ataque al toledano David Rodriguez.

A pesar de la intención de dar cancha a los menos habituales, Murcia probablemente seguirá echando mano de Roberto Trashorras, el auténtico cerebro del ataque vigués, para la mediapunta.

Tocado moralmente por el severo correctivo recibido en tierras mallorquinas, el Espanyol inicia ante el Celta su andadura en la Copa del Rey con ilusión y esperanzas de completar un buen papel en un torneo en el que ha combinado grandes éxitos recientes con tropiezos inesperados.

En esta primera eliminatoria los blanquiazules parten, a priori, como favoritos, aunque son conscientes de que en la Copa del Rey las sorpresas son habituales. Además, el estado anímico de la plantilla no es el mejor tras la abultada derrota sufrida en Mallorca la última jornada de Liga.

Al margen de realizar un buen partido para recuperar la autoestima, esta eliminatoria debe servir para que el Espanyol saboree de nuevo el triunfo. Los barceloneses no ganan desde el pasado 14 de septiembre y saben que es importante poner freno a esta mala racha.

Para lograr tal empresa, Márquez dará minutos a los menos habituales esta temporada. El técnico españolista, que cuenta con una plantilla de 27 futbolistas, considera que el torneo es propicio para que los teóricos suplentes puedan competir en partido oficial y coger ritmo de partidos.

Por lo tanto, jugadores como Cristian Álvarez, que se estrenará en un encuentro oficial, Lacruz, Rufete, David García, Smiljanic o Callejón tienen muchas opciones de salir de inicio. Una buena ocasión para demostrar que pueden tener su puesto en el once titular.

El choque ante el Celta se presenta como una magnífica oportunidad para que el conjunto barcelonés acabe con su mala racha y comience con buen pie un torneo en el que pretende dar muchas alegrías a la afición.

Alineaciones probables:

Celta: Falcón; Edu Moya, Rubén, Peña, Roberto Lago; Rosada, Renán; Dani Abalo, Trashorras, Danil; y David Rodríguez.

Espanyol: Cristian Álvarez; Sergio Sánchez, Jarque, Lacruz, David García; Román Martínez, Lola Smiljanic; Valdo, Luis García, Corominas; y Jonathan Soriano.

Árbitro: Turienzo Álvarez (Comité Castellano-Leonés).

Estadio: Balaídos.

Hora: 21.00.