Quantcast

Frings asegura quiere seguir en selección y "convencer" con su "rendimiento"

Berlín, 26 oct (EFE).- El internacional alemán Torsten Frings quiere seguir jugando en la selección, pese a haber expresado su deseo de abandonarla tras ser suplente en los últimos partidos contra Rusia y Gales, y quiere convencer al entrenador, Joachim Löw, con su rendimiento.

En un comunicado remitido por el club alemán Werder Bremen, en cuyas filas milita Frings, el centrocampista explica que se sintió "decepcionado" por quedarse en el banquillo en esos encuentros y añade que necesitó tiempo para aclarar sus ideas sobre la situación.

"Quien me conoce sabe que siempre lo doy todo por mi equipo. No poder contribuir a su éxito fue una experiencia nueva y difícil de asumir", explica el jugador.

Las críticas de Frings, quien acusó al entrenador de faltarle al respeto, provocaron que su compañero y capitán en la selección, Michael Ballack, saliera en su defensa y pusiera en peligro su puesto en el equipo nacional con sus declaraciones contra el seleccionador.

El jugador del Chelsea hizo pública hoy una carta de disculpa al entrenador y admite que cometió un error aunque no fue su intención criticar a Löw sino "apoyar" a sus compañeros de selección "en la situación difícil" en la que se encuentran actualmente.

En su comunicado, Frings sostiene que en su trayectoria como futbolista nadie le ha regalado nada y que nunca ha solicitado una plaza fija en la selección ni nunca lo hará.

"Me gustaría convencer a Jogi (Joachim) Löw y a su equipo en el futuro con mi rendimiento", apunta el futbolista, para quien jugar por Alemania es "algo extraordinario y muy especial".

Tras el rifirrafe entre Ballack y Löw, los medios alemanes utilizaron términos como "revuelta" e incluso "anarquía" y se barajaba la posibilidad de que el capitán terminara expulsado de la selección.

Löw, que recientemente ya expulsó a Kevin Kuranyi por haber abandonado el estadio en pleno partido contra Rusia, instó a Ballack a disculparse y dejó claro que su puesto estaba en peligro, caso de no hacerlo.

De momento, a través de la página web de la DFB, el seleccionador admitió hoy haber "registrado" la disculpa del capitán germano aunque añadió que sólo tomará "una decisión definitiva" sobre el futuro de éste en el conjunto nacional después de que ambos puedan hablar cara a cara.

Pese a que Ballack y Löw han acordado reunirse personalmente en Alemania, el jugador se encuentra convaleciente de una operación en ambos pies y su entrenador en el Chelsea, el brasileño Luiz Felipe Scolari, le ha prohibido viajar fuera de Inglaterra hasta que no se encuentre completamente recuperado.

En su comunicado, Ballack afirma que no esperaba que sus declaraciones causaran tanto revuelo y afirma que se reunirá con Löw en cuanto se lo permita su estado de salud para reiterarle las disculpas que ya le ha expresado por teléfono.