Quantcast

Alinghi considera que el Oracle ha vuelto a los planteamientos de hace un año

Valencia, 26 oct (EFE).- El Alinghi, equipo ganador de la última edición de la Copa del América, considera que el BMW Oracle ha vuelto a los planteamientos de hace un año y, por tanto, "no ha habido progreso alguno", en la negociación para las condiciones en las que se debe disputa la 33 edición de la Copa del América.

Así lo hizo saber hoy en un comunicado el Alinghi, tras haber recibido una carta del BMW Orcale, remitida tras el anuncio hecho público por el Alinghi hace una semana sobre la reapertura de inscripciones para 33 edición de la Copa y la reactivación de las reuniones acerca de los planes de futuro y el diseño de una nueva clase de barco.

La 32 edición de la competición se disputó en Valencia en el verano de 2007 y desde entonces una serie desacuerdos entre los sindicatos que disputaron aquella competición y que han llegado a los tribunales, han impedido que se conozca el lugar, la fecha y las condiciones competitivas de la 33 edición de la Copa del América.

Según el Alinghi, su propietario, Ernesto Bertarelli, mantiene la esperanza de que Larry Ellison, dueño del BMW Oracle, retome el diálogo en persona, en lugar de usar las oficinas legales y de comunicación para buscar una solución a la situación actual.

"Mientras tanto, los desafíos inscritos han respondido de forma muy favorable a la invitación de las próximas reuniones de competidores que comienzan la semana que viene y estamos todos deseando devolver la Copa del América al agua lo antes posible", indica el comunicado del Alinghi.

El pasado viernes, el BMW Oracle publicó, también en un comunicado una carta enviada por Ellison a Bertarelli, en la que también indicaba que era partidario de devolver al agua la Copa del América lo antes posible, aunque discrepaba en algunos puntos de la propuesta presentada por el sindicato suizo.

El Alinghi proponía realizar el próximo año dos pre-regatas, al margen del resultado de la sentencia del tribunal Supremo de Nueva York, y celebrar la competición en 2010 en Valencia, si el fallo es favorable al sindicato helvético

Ellison discrepa del Alinghi y considera que hay demasiados cambios en la competición y sobre todo en la intención de Alinghi de que el defensor participe en la Serie de Selección del Desafío (CSS).

"Es el momento de Alinghi deje de tratar de dictar las normas y se sienta con todos los Challengers en un sincero esfuerzo por llegar a un mutuo acuerdo sobre la fecha, el formato, la clase de embarcaciones y otras normas", prosiguió Ellison.

Ahora, Bertarelli ha mostrado por escrito en la carta remitida a Elliosn su disgusto por no poder encontrarse personalmente con él, porque éste prefiere la comunicación por correo electrónico.

También le recuerda que el Alinghi, en función de los 157 años de historia de la competición y como ganador en el agua de las dos últimas ediciones, tiene el derecho de organizar la competición.

"Quieres hacernos creer que apoyas medidas para que participen más equipos, pero al mismo tiempo quieres revertir el formato de 32 edición de la Copa", indica Bertarelli respecto a las medidas que propone Ellison.

"Espero que tu y yo juntos encontremos una solución en la línea de lo que acordamos en San Francisco", también señaló Bertarelli.