Quantcast

El Circuito aconseja a los aficionados el uso de aparcamientos alternativos

Cheste (Valencia), 25 oct (EFE).- Los aparcamientos del Circuito de la Comunidad Valenciana Ricardo Tormo continúan fuera de servicio debido a las lluvias caídas durante las últimas dos semanas en las inmediaciones de Cheste, de forma que las restricciones de accesos continuarán siendo las mismas en la jornada de carreras del Gran Premio mañana domingo.

Estas restricciones suponen la prohibición de acceso al circuito a todos los coches, de forma que sólo los vehículos acreditados y las motocicletas tendrán la oportunidad de superar el control que se realiza en el acceso principal de las instalaciones, la salida 334 de la Autovía A-3.

Los aficionados que decidan utilizar los coches para llegar al circuito podrán aparcar en las dos áreas habilitadas a tal efecto, el Polígono Industrial La Reva en Ribarroja y el Polígono Industrial Castilla de Cheste.

"Es importante que los aficionados que vengan en coches sigan las indicaciones de los agentes de la Guardia Civil para evitar aglomeraciones en el acceso principal que pueden colapsar la A-3 con los problemas de seguridad y de fluidez que esto conlleva", indicó el director general del circuito, Julio García.

"Hemos hecho un gran esfuerzo para reunir más de 130 autobuses que de forma gratuita facilitan el traslado de los aficionados desde los aparcamientos hasta las gradas", agregó.

De este modo, la Guardia Civil desviará a los coches sin acreditación procedentes de Valencia, a la altura de la salida 339, Ribarroja-Loriguilla, hasta el polígono 'La Reva' de Ribarroja, donde quedarán aparcados los vehículos y desde donde saldrán los autobuses lanzadera gratuitos hasta el acceso a las gradas del circuito.

Asimismo, los coches sin acreditación procedentes de Madrid serán desviados en la salida 332 Cheste hacia el polígono industrial 'Castilla', en Cheste, donde también se ubicarán autobuses lanzadera que desplazarán a los aficionados a las puertas de acceso al circuito.

La rotonda de acceso al circuito quedará cerrada, de forma que los coches no acreditados que lleguen hasta ese punto serán directamente desviados a uno de los aparcamientos alternativos previstos en el dispositivo.

Así, desde el circuito Ricardo Tormo se recomienda a los aficionados acudir al Gran Premio con el servicio especial de Cercanías de RENFE, o en caso de hacerlo con su propio vehículo, llenar todas las plazas del mismo.