Quantcast

Rienda: "La primera manga fue fantástica, volvemos a estar ahí"

Adrián R. Huber

Madrid, 24 oct (EFE).- La española María José Rienda, que regresó a la alta competición, tras dos temporadas prácticamente en blanco debido a una grave lesión, con un más que meritorio decimosexto puesto en el gigante de Soelden (Austria), se mostró exultante tras la prueba y declaró a EFE que su "primera manga fue fantástica".

"Estoy muy sorprendida y contentísima con este resultado. La primera manga (en la que acabó séptima) fue fantástica. Y en la segunda se notó que todavía me faltan muchas cosas. Pero lo principal es que sabemos dónde estamos. Y estamos en el camino correcto. Volvemos a estar ahí", manifestó, en conversación telefónica con Efe desde el citado glaciar tirolés, la campeona andaluza.

Rienda, la española con más victorias en esta competición (seis) sufrió una 'tríada' (rotura del ligamento lateral interno, el cruzado anterior y el menisco) en su rodilla derecha en noviembre de 2006, al accidentarse cuando entrenaba en Loveland (Colorado, EEUU), lesión que se complicó posteriormente con una condromalasia (degeneración en el cartílago).

El pasado mes de enero efectuó un intento y disputó la primera manga del gigante de Ofterschwang (Alemania) -escenario en 2006 de su doble éxito en dos jornadas consecutivas-, donde percibió que aún le quedaba mucho camino por recorrer. Hoy, en su retorno definitivo, pudo comprobar que "todo va mejor de lo esperado".

"Está claro que después de la primera manga casi nos da un infarto a todos. La alegría fue tremenda. Después se notó que aún faltan cosas, pero ayer hubiese firmado este resultado. Por supuesto que lo hubiese firmado", indicó la esquiadora de Sierra Nevada.

"En la segunda manga quise hacer más cosas de las que puedo y está claro que tengo que domar mis ganas, pero he notado que hay mucho margen de mejora. Y, como a trabajar no le tengo miedo, estoy contentísima", declaró a Efe Rienda, con 33 años la más veterana de cuantas compitieron hoy y que quiere poner un broche a su carrera deportiva la temporada que viene en los Juegos de Vancouver (Canadá), en los que sería olímpica por quinta vez.

"Otra satisfacción inmensa que me he llevado ha sido mi rodilla, que ha respondido perfectamente. Si no, no pasas el muro de Soelden", apuntó la granadina, que tiene otro de sus grandes objetivos de esta temporada puesto en febrero, en la estación francesa de Val D'Isere, donde disputará sus séptimos campeonatos mundiales.

Rienda, que, debido a su largo periodo de inactividad había perdido puestos en el ránking mundial y, por ello salió con un dorsal alto (33), comentó sus sensaciones durante la jornada de hoy. "En el portillón de salida recordé viejos tiempos. Me noté de nuevo en mi salsa. Fue una mezcla, algo similar a cuando empezaba a competir, pero a la vez con la experiencia que tengo".

"Luego, al entrar en zona de meta fue tremendo. En esos momentos iba sexta. Luego me superó (la suiza) Lara Gut. Cuando vi mi dorsal y mi tiempo me llevé una alegría inmensa y pegué un grito enorme", explicó a Efe Rienda, que descansará unos días antes de afrontar una nueva concentración en Hintertux (Austria), donde se entrenará en el glaciar del Zillertal tirolés.

"Luego, sobre el día 15 (de noviembre) ya nos iremos a Estados Unidos", comentó la andaluza, a la que no sorprendió la victoria de la austriaca Kathrin Zettel, que hoy firmó en Soelden su tercer triunfo en Copa del Mundo.

"Tiene una gran progresión y se lo merece", indicó a Efe Rienda, que también se alegró del décimo puesto logrado por Chemmy Alcott -el mejor hasta ahora de la británica en una prueba de la Copa del Mundo-, con la que ha compartido entrenamientos más de una vez. "Entrenamos juntas en Saas Fee (Suiza) y la vi esquiar muy bien. Me alegro por ella", apuntó la campeona andaluza.