Quantcast

Tapia augura un "partido disputado" entre "dos equipos en gran momento"

Málaga, 25 oct (EFE).- El técnico del Málaga, Antonio Tapia, ha augurado que el de mañana, en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla, "será un partido disputado, difícil para los dos contendientes y con dos equipos en un gran momento de forma".

Tapia, que acudirá a Sevilla con varias bajas, ha explicado que el Málaga tiene sus "ausencias" y que el equipo de Manolo Jiménez también, aunque ha apuntado que el rival "tiene una plantilla muy equilibrada" y que cree que "los dos equipos van en las mismas condiciones".

"Son partidos en los que al jugador no hay que motivarlo, sólo hacer bien nuestro trabajo", ha dicho el técnico cordobés, quien ha solicitado deportividad entre los aficionados y en el campo.

"Es nuestro deseo dar ejemplo y tener un comportamiento deportivo para que no haya conato de violencia ni en la grada, ni en el terreno de juego ni fuera del campo", ha destacado el entrenador malaguista.

Tapia se asemejó a Manolo Jiménez en el perfil como técnico y ha dicho que son "entrenadores currantes, humildes y capacitados para afrontar estos retos".

El entrenador del Málaga también se refirió al goleador brasileño sevillista Luis Fabiano, del que ha comentado que "hay delanteros muy desequilibrantes en la Liga y él es uno de ellos, pero el Málaga también tiene muy buenos jugadores".

El presidente del Málaga, Fernando Sanz, por su parte, ha solicitado deportividad para el partido de mañana y ha dicho que "todos en el terreno de juego" quieren que gane su equipo, "pero más allá de lo deportivo, lo que se quiere es que cesen los insultos entre aficiones andaluzas", ha señalado el dirigente.

Sanz, que disputó como jugador varios partidos entre el Málaga y el Sevilla, ha insistido en que aboga porque no haya ningún tipo de incidentes. "Sería feliz si las aficiones de Málaga y Sevilla apoyasen a sus jugadores sin insultos ni faltas de respeto", admitió.

El Sevilla envió al Málaga 850 entradas de la zona de gol sur al precio de 25 euros y serán aproximadamente seis autobuses los que se desplacen de una manera organizada con las distintas peñas, aunque numerosos seguidores lo harán de manera particular, por lo que podrían ser un millar de aficionados malaguistas los que estén mañana en las gradas del Sánchez Pizjuán.